Una start-up de Londres, The Newspaper Club, se ha lanzado al mercado con una idea de negocio que puede ayudar a la prensa en tiempos de crisis: permitir a cualquiera imprimir su propio periódico… alquilando las rotativas de las grandes cabeceras, mientras están paradas. Lo hacen a bajo precio y pretenden atraer a ciudadanos, micromedios locales, organizadores de eventos o bloggers y páginas web.

 

Russel Davies y un grupo de amigos se dieron cuenta, según han contado a la BBC, que las rotativas comerciales que imprimen las grandes cabeceras de la prensa están inactivas buena parte del día, hasta que el periódico está terminado. Negociaron un precio para imprimir un pequeño medio que habían preparado y al darse cuentade lo “barato” que resultó -uno 364 euros por 300 copias-, han creado una empresa para ofrecer este servicio a un publico mayor.

El modelo que proponen son pequeños periódicos de 12 páginas. Ofrecen un programa para diseñar el medio, pero también aceptan otros modelos o lo personalizan. Ya han impreso periódicos de “pequeños acontecimientos” como bodas o competiciones, pero también de páginas web. De hecho algunos como el editor de Wired en el Reino Unido creen que se podría estar creando una industria -la de medios on line que se imprimen- sobre las cenizas de la tradicional.

Entre sus primeros clientes figuran la BBC, la revista Wired, la radio Last.fm e incluso la editorial Penguin que imprimió con ellos un primer borrador del  quinto capítulo de “Guía para un autoestopista en la galaxia”.

La página web del Newspaper Club aún está en fase Beta (en pruebas), pero mantienen un blog en el que dan más detalles de su proyecto y actividades.

The Newspaper Club
(Foto: Flickr/TomT)

Print Friendly, PDF & Email