Un artículo en L´Economiste, un periódico económico de Marruecos denuncia un problema que puede afectar este verano en España a muchos inmigrantes legales pero en paro: al tener caducada la tarjeta de residencia y no poder renovarla por falta de un nuevo contrato, si deciden volver a su país en estos meses de vacaciones se les podría negar el regreso a España. Según el diario esto les convertiría en “rehenes”.

Anuncios de tikets en Ceuta
(Foto: Flickr/iDip)

Actualmente, cerca de 1,8 millones de inmigrantes ya no están inscritos en la Seguridad Social y la tasa de paro alcanza el 28% entre los inmigrantes en España. Son trabajadores en situación legal pero según las asociaciones de inmigrantes marroquies “empujados a la clandestinidad” por las dificultades para renovar sus permisos de residencia al carecer ahora de contrato.

El lunes la Policía española hizo públicas unas “instrucciones internas” en las que anunciaba que los inmigrantes en esta situación y que quieran viajar tendrían que solicitar, antes de abandonar España, un “permiso de regreso” para evitar “posibles problemas con las compañías aéreas”. Las personas con los papeles caducados que han solicitado renovarlos pueden acceder a dicho permiso si “cumplen el resto de requisitos reglamentarios”.

Además la nota explica que, “excepcionalmente”, hasta el 30 de septiembre “se podrá autorizar” la circulación de inmigrantes con la autorización de residencia caducada en los puestos fronterizos, siempre y cuando tengan el pasaporte en vigor y el documento que acredita la solicitud de renovación de la tarjeta.

Print Friendly, PDF & Email