Fernando Olmeda

El periodista y blogger Fernando Olmeda cree que es positivo que PP y PSOE finalmente hayan acordado la celebración de un debate electoral y esté vaya a ser con la señal abierta. En radiocable.com achaca las dificultades de las negociaciones a la habitual estrategia de campaña previa a este tipo de acontecimientos. Sin embargo lamenta que una cadena como Telecinco, que optaba a dar el cara a cara en exclusiva, se niegue ahora a su retransmisión compartida en aras de buscar un mayor beneficio económico y prefieran dar “Escenas de Matrimonio”.

Fernando Olmeda celebra la noticia de que vaya a haber debate entre los dos grandes candidatos a presidente y que cada uno pueda verlo en el canal de televisión que desee. Lo ve sobre todo como un triunfo para el formato en sí y para los ciudadanos. Cree que el tira y afloja previo protagonizado por ambos partidos es lo normal. Olmeda explica que por su experiencia sabe que la organización de este tipo de enfrentamientos dialecticos es complicada. Hay equipos de campaña, asesores de cada lider…

Por ello cree que se ha repetido el mismo esquema de siempre para pactar los terminos del debate y que las acusaciones de uno y otro partido sobre el miedo a debatir del rival, no son más que una estrategia de cara a los medios.

Para el periodista, es una buena decisión que sea la Academia de Televisión quien organice el debate y que la señal pueda ser reproducida por todos los medios que lo deseen, incluyendo los digitales. También celebra que cadenas como RTVE, Cuatro o la Sexta hayan anunciado su intención de retransmitirlo. Sin embargo no comparte la decisión de Telecinco de no cubrir el debate.

Fernando Olmeda conoce la cadena bastante bien y respeta su derecho a decidir qué programas emiten y cuales no. También entiende que esta decisión de no emitir la señal común casa perfectamente con los criterios de programación y audiencia que han puesto en práctica.

Se trata de una cadena privada y su objetivo es la rentabilidad económica, pero el periodista piensa que en este caso el interes general es más importante que los beneficios económicos. Aunque las decisiones de cada cual sirven para retratarse.

Al argumento de Telecinco de que no resulta atractivo que todas las televisiones den el mismo contenido, replica que este también es el caso del mensaje navideño del Rey. Por ello el periodista cree que podrían buscar alguna fórmula intermedia, por ejemplo que emitieran uno de los dos. Quizá el último. En 1993, fue Tele5 quien emitió el segundo debate Aznar-Gonzalez, el llamado “definitivo”. Por ello cree que aun es posible, que la cadena cambie de opinión porque: “sus estrategias de programación son imprevisibles”. 

Print Friendly, PDF & Email