Luis Solana

El político y empresario Luis Solana, responsable del blog “Una delgada línea roja“, cree que el Partido Popular ha elegido el terreno en el que quiere jugar la campaña: la inmigración, la delincuencia y la mano dura… Pero además en radiocable.com apunta que le da pánico ver cómo se empeñan en seguir los ejes de la derecha más tradicional y extrema: ley, orden, iglesia… Y lamenta que el PP también esté convirtiendo a sus adversarios, directamente en delincuentes.

Luis Solana considera que el PP ha descubierto que existe un terreno en lo que llama la “derecha transversal” que podría permitirle ganar algunos votos en la zona de la izquierda, con un tema fundamental: la inmigración y la delincuencia. Han arrinconado a Gallardón, un político que gana votos en la calle, pero no congresos con los militantes populares y eso demuestra que el PP actual es un partido muy de derechas y muy tradicional.

Y los ejes fundamentales de la derecha española de ayer y hoy, según Solana, son ley, orden, iglesia… los mismos que repite ahora la formación que lidera Rajoy. Pero esta estrategia tiene sus riesgos: si el 9 de marzo, gana Zapatero, España terminará planteándose de una vez qué clase de derecha va a tener. Aunque para que la meditación fuera plena, el ex político cree que sería mejor que la izquierda obtuviera mayoría absoluta.

“Ese es mi sueño, que alcanzemos la mayoría absoluta, porque entonces sí se produciría un cambio. Yo quiero un derecha, yo quiero alternancia… pero no este horror… que hace revivir escenas de 1808 y todo es igual: el altar, el trono, el capital…” razona Luis Solana.

Además se confiesa dolido por el hecho de que el PP parezca empeñado en convertir a todo el que no piensa como ellos en delincuentes, en volver al cainismo. Y algunos ejes parecen estar convirtiéndose en hierro: los actores que apoyan a ZP están untados; de la eutanasia no se puede hablar; quien administre sedantes a alguien que sufre a la calle; las mujeres que abortan están enviando los fetos a la turmix… Solana asegura que le da pánico ver como el PP está entrando en una línea de derecha extrema.

Print Friendly, PDF & Email