Toni SaladoToni Salado, responsable del blog Politikon se muestra contrario a las tesis que defienden la ilegalización de ANV, la formación de izquierda abertzale. En radiocable.com explica que cree que sólo servirá, como en 2003, para que los militantes de partido olviden las diferencias y el debate interno y se cohesionen en torno a las posturas más duras e inmovilistas. También considera que es una medida que busca una solución a un problema político en el Estado de Derecho, cuando la respuesta está sólo en la política.

Toni Salado considera que el PSOE ha dado un giro de 180 grados en su estrategia tras la ruptura de la tregua. Durante ésta se apostó por el diálogo, pero ahora se ha vuelto a las tesis que marcó la política de la era Aznar: concentrar toda la acción sobre Euskadi en la vía policial e intentar a través de la Fiscalía que el poder judicial también se mueva en esa línea. El blogger lamenta que se utilice el Estado de Derecho para solucionar un problema político, cuya solución está en la política.

Salado también cree que la primera aplicación de la Ley de Partidos lo que hizo fue reforzar un espacio abertzale que estaba en descomposición por el propio debate interno. Había mucha gente que ya no veía la violencia como una salida correcta al conflicto, y de hecho aparece la corriente de Aralar que termina convirtiéndose en partido. Pero ante la ilegalización se volvieron a aglutinar, porque: “cuando tienes un enemigo fuerte fuera, eso te cohesiona internamente”.

Y ahora ante la posible ilegalización de ANV, Toni Salado piensa que la medida provocaría la cohesión de la izquierda abertzale en torno a los sectores más duros. La ruptura de la tregua provocó una sensación de desánimo ante una nueva oportunidad perdidas en la sociedad vasca y sobre todo en el espacio de izquierdas. Como ejemplo de la desunión de este sector cita el contraste entre el enorme apoyo que recibió de Juana durante su huelga de hambre frente a la soledad y el nulo apoyo con el que Otegui entró en la carcel.

Por eso piensa que la ilegalizacion solo favorecerá a los sectores más inmovilistas de la formación, dificultando un debate interno y el reposicionamiento de la izquierda abertzale hacia la vía pacífica.

Print Friendly, PDF & Email