El caso Urdangarín y la forma en que está reaccionado la Monarquía española ante él es uno de los mayores temas de analisis en la blogosfera y twitter. En general se piensa que la Casa Real está yendo a remolque de los acontecimientos y ha cometido graves errores a la hora de gestionar el escándalo. Algunos consideran que la crisis es tan grave que podría terminar con la abdicación del Rey.

Los Reyes con la Infanta Cristina y Urdangarin

Ignacio Escolar: “Transparencia ejemplar“. Sostiene:”Al fin vamos a conocer en qué se gastan los 8,4 millones de euros que, cada año, los contribuyentes españoles pagamos al rey. Es un paso importante que la Casa Real debería haber dado hace tiempo. Pero se queda corto porque seguirá siendo un misterio tanto el patrimonio como los ingresos privados de la familia real: una información que es opaca en España y completamente transparente en otras coronas europeas.”

Fernando Garea en twitter: “Si Zarzuela no ve “ejemplar” a Urdangarin porque fue la reina a fotografiarse con él? Y por qué hablan de presunción de inocencia?”

Juan Carlos Escudier en Tierra de nadie: “Una Casa Real muy soviética“. Afirma: “Puede que el Rey haya hecho mucho por la democracia española, pero es incuestionable que también este país ha hecho mucho por su bienestar y por el de su creciente familia… Si la imputación de Urdangarín se consuma, no bastará con el repudio en actos oficiales de este genio de las finanzas que ha sido capaz de forrarse desde un instituto sin ánimo de lucro. Sólo una abdicación prematura podría contener ese debate sobre monarquía o república tantas veces pospuesto.”

Iñigo Saenz de Ugarte en twitter: “Es la peor crisis para la monarquía desde 1975. No servirá con que el rey y el príncipe miren a otro lado si Urdangarin es condenado.”

Carlos Carnicero en Bitácora para naúfragos de la izquierda: “Urdangarin, la guillotina y la Bastilla“. Dice: “Iñaki Urdangarín, con el derecho a la presunción de inocencia, ha metido a la Monarquía en un buen lío. Ahora tiene que poner el cuello debajo de la guillotina, porque cuando se pierde el respeto a una institución que no está claro para que sirve, es mejor una cabeza de turco que un asalto a La Bastilla.”

Ramon Cotarelo en Palinuro: “La real Casa Real“. Asegura: “la Casa Real está perdiendo el oremus. Son nervios, desde luego; pero los nervios indican mala conciencia o falta de savoir faire, muy frecuente en los Borbones. Sólo a los nervios cabe atribuir la sarta de dislates de las últimas fechas. La monarquía española va a necesitar de todos sus apoyos mediáticos, empresariales, eclesiásticos, políticos, etc, para salir de ésta. Y no es seguro que lo consiga.”

Hugo Martinez Abarca en Quien mucho abarca: “La chicha de las cuentas de Su Majestad“. Sostiene:”La aberración es que todavía haya espacios de opacidad que permiten la clandestinidad de dinero público (y que, insisto, son Monarquía, Iglesia y Banca). Entre la opacidad más aberrante y la transparencia hay un trecho importante: un desglose presupuestario no es lo que permite controlar que no haya corrupción. Y precisamente la Monarquía es la institución en la que no existe ninguna frontera entre lo público y lo privado.”

Sgueina en twitter: “Diréis lo q queráis, pero la familia está para apoyarse cuando vienen mal dadas. La actitud del Rey es despiadada, con su hija y su yerno.”

Rafael García Almazan en Kabila: “La Casa Real suelta lastre y se deshace de Urdangarín“. Considera que: “mientras que tardan meses en salir a la palestra y califican de ??no ejemplares? las fechorías que se adjudican al yerno del rey, acusan a las informaciones de los medios de confusas y reiterativas. Está claro que quieren salvar –aunque me temo que no podrán–, a toda costa, la repercusión que tiene sobre la Corona.”

Sara Montero en twitter: “La  Casa Real se está jugando su futuro en la gestión de la crisis de Urdangarín.España no es un país republicano… hasta que empiece a serlo”

Antonio Barahona en twitter: “En dos días Urdangarín y Cayetano han hecho más por la abolición de las injusticias que cualquier demócrata. Gracias.”

Ivan Guillen en Marketing y otros cuentos: “La Casa Real y una crisis de comunicación muy mal gestionada“. Cree que”la actitud empleada ha sido el silencio, pues se ha decidido no reaccionar respondiendo a las acusaciones, o de hablar de ello lo menos posible. Y cuando lo ha hecho, ha sido erróneamente (quizás por falta de planificación). No siempre el silencio está mal visto, pero sí en este caso.”

Franciso Rubiales en Voto en blanco: “Familia Real española: suspenso en democracia“. Considera que: “Han tenido que sentirse avergonzados y agobiados con el escándalo del “yerno” real para decidir que rendirán cuentas del dinero que reciben del Estado, una decisión que la familia del rey Juan Carlos debió adoptar desde el principio de la democracia y que adopta ahora, tarde y forzada, todo un ejemplo de la escasa sensibilidad democrática y ética de la Jefatura del Estado.”

Pau Canaleta en Twitter: “La gestión del caso Urdangarin deja claro que en las crisis, los mejor es actuar con contundencia al principio, sino se acaba podrido”.

Curiosobundo: “La Casa Real acaba de condenar a Urdangarín“. Apunta “La familia real quiere evitar que caiga alguien más que no sea Urdangarín. Se huele la rebelión del pueblo, se huele la república y abdicaciones varias. La familia real sabe que si quiere mantener el puesto debe recuperar una figura ejemplar, ya no puede vivir del famoso 23F.”

Pedro Vaquero: “¿Pero que va a pasar con la Casa Real?” Asegura: “La muleta en que se apoya Juan Carlos no le está sirviendo para no dar pasos en falso.  ¿No estamos en época de cambios constitucionales? Se ha debatido en el Parlamento, sin siquiera consulta al pueblo, y se ha introducido un techo para el déficit en que puede incurrir el Estado. Pues con la misma determinación política, pero por una vía más democrática, se puede cambiar la forma de Estado y constituir la III República.”

Print Friendly, PDF & Email