La bajada del paro en el mes de mayo ha provocado muchas reacciones en la blogosfera. Se destaca como un dato positivo aunque con matices. Se habla de la estacionalidad o del exceso de empleo temporal, y sobre todo se analiza el dato en medio de consejos y recomendaciones para salir de la crisis.

Imagen de previsualización de YouTube

Arsenio Escolar revela en su blog Que paren las máquinas que el Gobierno temía que el dato fuera peor: “las expectativas eran buenas, pero la semana pasada en el Gobierno se temía que la convulsión provocada por el recorte anunciado por Zapatero y las idas y venidas de la negociación sobre la reforma laboral estroperan la tendencia. Parece que no ha sido así, afortunadamente.”

Jorge Galindo se fija en el tipo de empleo: “Como pasó en mayo del año pasado (y en realidad, en cualquier  otro mes de los últimos 4 años), sobre el 90% de los contratos han sido temporales. Más de un millón. De hecho, los últimos meses con aumento de la contratación (desde febrero en intermensual, marzo interanual), el responsable han sido los contratos temporales, los únicos que han aumentado, descendiendo los indefinidos de manera constante, si bien es cierto que este mes han moderado su caída.

Roger Senserrich en Materias Grises critica la visión de los sindicatos: “los datos de desempleo han tenido la virtud de ser menos atroces que los de años recientes, pero siguen siendo espantosos. Primero, porque ajustado por estacionalidad, el paro sigue subiendo, y segundo, y más importante, porque la composición de la contratación es una repetición de errores pasados”

Javier Menezo hace predicciones a medio plazo: “No podemos esperar descensos del paro en junio, julio y agosto, sino que por el contrario serán meses de fuerte incremento al interrumpirse la actividad de los trabajadores fijos discontinuos. Así, será el último trimestre del año donde podremos apreciar como influyen en el empleo las recientes medidas de ajuste fiscal, la reestructuración del sistema bancario y la, parece que esta vez si, reforma de las instituciones del mercado laboral.”

Herrick Campos en su blog pide a los políticos que generen confianza: “A poco que ha aumentado el consumo, ha bajado el paro y subido mucho más las afiliaciones a la seguridad social. Si recuperáramos unos índices razonables de consumo, es decir, simplemente con que no hubiera aumentos del ahorro del 24 % como hay ahora, la recuperación sería mucho más rápida. “

Valentín Bote desde el Economy blog cree que el dato es un balón de oxígeno para el gobierno pero recuerda lo sucedido hace un año: “el riesgo de esos datos positivos, pero tan afectados por la estacionalidad, era que fuesen utilizados como argumentos para afirmar que ya estábamos saliendo de la crisis y que no eran necesarias reformas de calado (de tipo estructural y la famosa reforma laboral). Lamentablemente, acertamos en nuestro diagnóstico. Hoy, un año después, seguimos sin las reformas tan necesarias”

En el Blog del positivismo comparan los datos “mayo es tradicionalmente un mes bueno para el mercado laboral, en particular por la puesta en marcha de industria turística estival. Podríamos decir que entonces la crisis del empleo sigue igual y que en septiembre estaremos peor cuando se acabe la temporada turística, pero no. El descenso de 1,84% del mes de mayo supone el mejor dato del paro desde el inicio de la crisis en 2007. Entonces este dato, es un Buen Dato.”

Desde El blog salmon destacan que “El desempleo baja en todas las comunidades sin excepción y en todos los servicios, aumentando únicamente el número de parados sin trabajo anterior, mal dato para los jóvenes. Estos datos eran relativamente esperados, dado que el mes de mayo suele ser bueno para el empleo y en verano debe repuntar también la actividad en todos los sectores.”

En Twitter, la noticia ha generado muchos comentarios:

Ignacio Escolar hace una lectura política del dato: “El paro baja otra vez. Rápido, Mariano: pide elecciones anticipadas otra vez, que lo mismo ZP se recupera y te gana por tercera vez.

Ion Antolín ironiza con el dato “¿Ha bajado el paro sin abaratar el despido? ¿Cómo es posible? La culpa también la tiene Zapatero ¿No?

José Rodriguez hace un analisis más profundo: Si se confirmara que se está recuperando “algo” el empleo, entonces sí que es momento de la reforma laboral pero no antes

Hugo Martínez Abarca se recurre al sarcasmo: “Supongo que al bajar un poco el paro, ZP renunciará a la reforma laboral neoliberal. ¿O no se trata de que baje el paro?

Sergio Vazquez insiste en la intepretación de los populares: “Cuanto más baje el paro más prisa tendrá el PP en que se adelanten las elecciones”

Gabriel Dieguez habla de demagogia: “Si baja el paro es gracias al espiritu santo, si sube gracias a ZP…mierda de pais demagogo