La aprobación por un voto del plan de austeridad del gobierno ha hecho subir la temperatura de la blogosfera. La mayoría de los analisis destacan la extrema debilidad de Zapatero, pero se critica sobre todo la irresponsabilidad de otras fuerzas políticas, especialmente el PP. Algunos bloggers avisan del riesgo de intentar “tumbar” al presidente a “cualquier precio” y de unas elecciones anticipadas en plena crisis.

Imagen de previsualización de YouTube

Iñigo Saenz de Ugarte en Guerra Eterna teme que algunas actuaciones no destruyan solo el Gobierno, sino al país: “La actitud de algunos grupos parlamentarios es un misterio o una muestra de flagrante irresponsabilidad. Aceptemos que la política es un mundo que se mueve a veces en forma de impulsos cínicos. Pero, como ya he dicho alguna vez, hay partidos que creen que la mejor forma de cambiar el rumbo del barco es hundirlo.”

Fernando Garea comenta en su blog la debilidad extrema de Zapatero que “sale destrozado del debate. Gana la votación, pero pierde pie […] en este debate se ha roto algo importante. Habrá elecciones en Cataluña en otoño y eso puede variar el panorama, pero a día de hoy Zapatero está más débil. Muy débil. Rajoy no ha podido resistir la tentación de intentar tumbar a Zapatero. Eso por encima de todo.”

Ignacio Escolar habla de las horas más bajas del presidente “ni siquiera tiene la certeza de que el rápido deterioro de su imagen haya tocado fondo: la semana demuestra que siempre se puede cavar más. A pesar de que ha logrado aprobar por la mínima su tijeratazo, ya no es tan descabellado imaginar un escenario en el que Zapatero se vea forzado a convocar elecciones anticipadas

Daniel Tercero defiende que “el único que actuó con sentido de Estado fue el Gobierno que apostó por medidas impopulares (obligado o no) y poco socialistas. Para una vez que el presidente Zapatero juega a ser estadista, es increíble que los méritos se los vayan a llevar los que votaron en función de intereses particulares.”

Hugo Martinez Abarca considera que “La votación de hoy muestra que hacia la derecha la gobernabilidad es imposible, porque el PP no sólo quiere que se apliquen sus políticas, sino también llevarse el Scatergoris. Si con una medida tan de derechas sólo aspiran a ganar por un voto, la deserción de un puñado de diputados del PSOE tal vez forzara al gobierno a buscar propuestas de izquierdas para salir de la crisis, aunque sólo sea porque son las únicas que permitirían una aritmética parlamentaria gestionable.”

Jose Antonio Martinez Soler compara en su blog Se nos ve el plumero diferentes reacciones: “El mismo recorte de gastos obtendrá el ??sí? de Basagoiti y el ??no? de Rajoy. ¿Qué abismo separa a ambos líderes ??y a media España- para que su votación sea tan dispar sobre el mismo asunto?”

Borja Ventura ve con preocupación un hipotetico adelanto electoral: “nos cogerá a todos a contrapié: al PSOE porque aún no hay movimientos para buscar un sustituto para Zapatero que le diera posibilidades de victoria contra un también debilitado Rajoy, y al país porque en el estado actual lo peor que le puede pasar es detener la vida política del país durante tres meses. Sólo en un país como España las elecciones pueden convertirse en una amenaza y no en una tabla de salvación.”

David Martos en Tras la política analiza el fondo de la cuestión: “Zapatero se ha volcado durante los últimos dos años en sacar adelante sus tácticas? pero no parece haber solucionado su principal error estratégico: no contar con mayoría absoluta estructural en el Congreso para los momentos difíciles. Por eso el futuro del quinto presidente del Gobierno de la democracia depende de un grupo de 10 diputados.”

Gonzalo Bareño en su blog Fuera de página habla de la fragilidad de Zapatero: “La mayor prueba de la situación insostenible del presidente es que solo pudo aprobar su paquete de medidas de ayer gracias a que un diputado elegido bajo las siglas del PP y de la marca de los populares en Navarra en el momento de las elecciones, UPN, se abstuvo en la votación.”

En el blog La libertad y la ley se quejan de la falta de definición del PP: “Rajoy tiene la obligación de plantear una alternativa creíble y solvente, o de lo contrario, irse. El problema no está exclusivamente a la izquierda y en el poder, sino a la derecha y en la presunta alternativa: el panorama es igualmente grotesco y poco esperanzador.”

Print Friendly, PDF & Email