El anuncio de una Ley de Muerte Digna para marzo ha reavivado el debate en la red. El sector progresista de la blogosfera celebra la iniciativa aunque cree que podría haber ido más lejos mientras que la derecha la critica como “una antesala de la eutanasia”. Manolo Saco, del blog Fuego Amigo explica en radiocable.com que el gobierno no va a atreverse con más, pero defiende que la ley que “hace falta es la de eutanasia”.

Manolo Saco

Para Manolo Saco, con la ley el gobierno persigue sobre todo “dar una cobertura legal a los trabajadores de la sanidad para que no esten en la cuerda floja” y no puedan ser llevados ante los tribunales como en el caso del Doctor Montes. Cree sin embargo que “la ley que verdaderamente hace falta que sería verdaderamente valiente es la de eutanasia, ya si no activa, sí pasiva”. Y cree que “habrá que ir” hacia ella “quieran o no quieran” el Vaticano y los sectores más conservadores.

El blogger teme que no haya un debate profundo sobre el tema, porque el gobierno lo ha sacado “con mucho cuidado y cogido con pinzas” y “no se van a atrever con más”  y la derecha por su parte cogerá esto “como bandera contra Rubalcaba”.

En la red pueden leerse otras valoraciones sobre la Ley de cuidados paliativos y muerte digna anunciada por el Gobierno para el proximo mes de marzo.

Imagen de previsualización de YouTube

Fernando de Silva en su blog Sin la venia considera que es el primer paso para la legalización de la eutanasia, aunque teme que sea solo la pasiva: “nos queda confiar en que el gobierno sea valiente y capaz de proponer una ley sin complejos, atrevida, sin preocuparle si es o no apoyada  por nuestra hipócrita derecha; nuestra dignidad no necesita consenso, y si la norma es audaz tendrá el apoyo necesario”.

Jesus Maraña en su Buzon de voz cree que “todo avance en la protección de los derechos del enfermo, de familiares y médicos merece ser bienvenido, aunque llegue tarde o resulte escaso.” Y asegura que “por mucho que se indignen la Iglesia y los sectores más reaccionarios, la verdad es que una mayoría clara de ciudadanos no sólo apoya la regulación de ese derecho sino que apoyaría la legalización de la eutanasia.”

Jon García en Vae victis celebra la ley: “Como Zapatero de vez en cuando hace las cosas bien, pues esta vez, por lo visto, ya le tocaba y va a aprobar una nueva ley que se denominará «Cuidados Paliativos y Muerte Digna», que permitirá a cualquier ciudadano tener una muerte digna en caso de padecer una enfermedad terminal y, a su vez, dará garantías jurídicas al galeno. Mis felicitaciones al Gobierno por su empatía tardía.”

En la Pereztroika de Perez hablan de una ley incompleta: “El gobierno debía mojarse en esta cuestión como han hecho los suizos y permitir que no sea necesario llegar a la sedación a la espera de que el cuerpo aguante hasta que sobrevenga la muerte, muchas veces en medio de dolores y hemorragias. Lo demás es solo intentar normar lo que está normado dentro de las especialidades médicas y evitar conflictos legales.”

El blog La libertad y la ley habla de un globo sonda y replica que “la idea de ??buena muerte?, o ??muerte digna?, está expuesta al relativismo moral: la consideración sobre la oportunidad y los medios de la muerte misma pertenece en primer lugar al afectado. Y si aquel se halla en las profundidades y no puede emitir un juicio discernible sobre los medios de su propia muerte, ¿quién decide y con qué garantías?”

Desde el blog Certificado de existencia hablan de una buena noticia y espera que reciba el apoyo del PP: “Tan fácil y humano como eso, tan fácil de comprender que es un ejercicio de amor evitar el sufrimiento, pero por supuesto los de siempre no lo entienden, y tampoco entienden que es una norma para las personas desahuciadas legalmente.”

En Blog sociedad se felicitan de que por fin se legisle la muerte digna: “El punto clave es combatir el dolor y maximizar la dignidad de esos momentos finales. Dar un marco legal a esto, nos aleja del escarnecimiento terapéutico, lo que es someter a una persona a tratamientos que solamente prologan una agonía.La ley a aprobarse es muy similar a la que ya rige en Francia.”

El blo Los pseudónimos de Larra en cambio critica: “¿Quién decide cuando la vida merce la pena ser vivida? ¿Hay un baremo objetivo para medir un poco de dolor, mucho dolor y el dolor insoportable? Parece ser que sí, ya que el Gobierno se ha eregido en potestad legítima para decidir cuando vivimos y cuando morimos.”

Print Friendly, PDF & Email