Los recortes en la educación pública que quiere implantar Esperanza Aguirre en Madrid se critican de forma generalizada en la blogosfera. Rafael García Almazan, del blog Kabila, los ve como un ataque a la educación pública cuando paradojicamente la CAM está favoreciendo economicamente la enseñanza privada. Y cree que las dos horas extra que se piden a los profesores “bajarán necesariamente la calidad de la educación”.

Rafael García Almazan

Rafael García Almazan considera que aunque sea necesario ahorrar “hay cuestiones que deberían ser lo último en lo que se recortara. Y una de ellas es la educación”. Por eso cree que las medidas de Esperanza Aguirre en Madrid revelan que “le dan a la educación pública un valor mucho menor del que deberían”. Asi por ejemplo se queja de que la CAM vaya a gastar más de 100 millones en publicidad institucional o destine 90 a ayudar a colegios privados y pretenda ahorrar 80 millones en la educación pública.

En cuanto a lo que suponen las medidas de Aguirre, destaca que “significan de entrada que 3.200 profesores interinos se irán al paro”. Y sobre las dos horas más de clase que se piden a los profesores, el blogger alerta que impedirán “hacer duplicaciones en clase que son necesarias con lo cual perderías eficacia y  los ratios de alumnos aumentarían, se quedarían sin cubrir una serie de cuestiones que ahora sí se cubren. Por lo tanto la calidad de la enseñanaza publica baja necesariamente”.

En la blogosfera otros bloggers reflexionan sobre las consecuencias de los recortes en educación.

Esperanza

Juan Carlos Escudier en Tierra de nadie: “La educación segun Aguirre“. Sostiene: Lo que pretende la presidenta al aumentar sus horas lectivas no es que trabajen más sino ahorrarse la contratación de 3.200 interinos, o lo que es lo mismo privar a la educación pública madrileña de 5,5 millones de horas de trabajo docente al año. Madrid es la comunidad que menos dedica a educación en porcentaje de PIB y la penúltima en gasto por alumno. Como no podía ser de otra forma, el abandono en secundaría afecta a más del 26% y la tasa de escolarización en centros públicos está muy por debajo de la media nacional, lo que le permite a doña Esperanza proseguir con la más silenciosa de sus privatizaciones”.

Isaac Rosa en Trabajar cansa: “Trabajas menos que un profesor“. Apunta: “Quien piense que los profesores son unos privilegiados, o que están para que les aprieten más, que se dé una vuelta por un instituto. Comprenderá además el peligro que supone cargar el ajuste sobre los responsables de la educación de nuestros hijos, aumentándoles la carga lectiva, eliminando tutorías y reduciendo plantillas. Todos perderemos, y mucho”.

Ignacio Escolar: “Menos maestros, más policías“. Sostiene: “Hace menos de un año, la Comunidad de Madrid aumentó las deducciones fiscales para los colegios de pago. Hasta entonces, estas ayudas sólo iban a familias pobres que matriculasen a sus hijos en centros privados (si es que tal especie existe). Pero Aguirre modificó la ley para beneficiar a las familias con rentas más altas y ahora, por ejemplo, un matrimonio con dos niños que declare ganar menos de 120.000 euros al año se puede desgravar hasta 1.800 euros por el colegio privado. En total, este regalito cuesta 90 millones de euros anuales: diez millones más de lo que Aguirre dice que ahorrará con los despidos en la escuela pública.”

Alberto Sotillos en Entre lineas: “Ministra de educación“. Subraya “cuando más necesitamos generaciones formadas, mentes imaginativas capaces de dar un impulso a este país y de modernizar sus sistema económico, la derecha -que guía a Rajoy- no encuentra mejor lugar para recortar que la Educación. No ve preocupante que cada vez haya más niños por cada profesor, que los docentes tengan menos tiempo para preparar las clases o que no haya dinero para mejoras en las instalaciones”.

Fernando Lopez en Eso de la eso “Con nombre propio“. Asegura: “los profesores luchamos por la dignidad y la calidad de la enseñanza pública. Una dignidad que, por supuesto, necesita tanto de esos insustituibles profesionales como de las tutorías dejadas al libre albedrío de los centros en un ejercicio de absoluta irresponsabilidad educativa, tutorías cuya supresión resulta incomprensible -no supone ahorro alguno- y que exigen una implicación muy difícil de recompensar económicamente.”

Manuel Rico en Trinchera digital: “La mentira como método“. Considera que “aunque haya sido tarde, mal y a rastras, es un gesto positivo que Aguirre se haya disculpado. Pero el problema de fondo sigue ahí: unos planes que sólo buscan deteriorar la enseñanza pública de Madrid y que deben ser retirados”.

Raul Bocanegra: “La buena educación“. Defiende: “Yo no quiero profesores malhumorados, desganados y apáticos. Quiero profesores felices, alegres y contentos con su trabajo. Quiero que transmitan a sus alumnos pasión por lo que hacen. Quiero que recorten en publicidad institucional, en gasto militar, en subvenciones para escuelas privadas y en asesores institucionales. Pero no en educación pública”.

Marcelino Madrigal: “ La Comunidad de Madrid presupuesta más dinero en profesores de religión, que en enseñanza bilingüe pública” Explica que “según los presupuestos 2011 de educación de la Comunidad de Madrid los madrileños gastaremos en profesores de religión (en educación primaria, infantil y especial) 25.747.281 Euros (Apartado 1.4.1.6) y otros 8.948.829 en más profesores de religión para la enseñanza secundaria y profesional. Total 34.696.110 de Euros … la cantidad que la Comunidad de Madrid ha presupuestado para la enseñanza bilingüe en centros públicos es de 11.394.657.”

Juan Espino en Plaza Moyúa: “Ajustes Aguirre en la enseñanza“.  Dice: “el argumento del necesario ajuste presupuestariose cae por su propio, con sólo leer en el mismo enlace anterior, que ese ahorro es ridículo comparado con las nuevas aportaciones a la enseñanza concertada, más de 850 millones de Euros. Pero lo que ya clama, y es pura ideología aplicada a la enseñanza, es que con la que está cayendo, con la gente acudiendo a comedores de Cáritas, sea justo este momento el que elige doña Esperanza para introducir desgravaciones en la Declaración de la Renta ??o sea, subvenciones?? a los padres que lleven a sus hijos a la enseñanza privada, no concertada”.

En Reacción docente: “¿Todo este jaleo por dos horas más?”. Apuntan: “Uno de los logros de la escuela pública frente a la privada es la atención a la diversidad. Y para conseguir dicha atención es imprescindible que los centros dispongan de un amplio número de profesionales que puedan encargarse de los distintos niveles de aprendizaje a través de refuerzos y desdobles en matemáticas y lengua, clases de conversación en inglés, asignaturas optativas, compensatoria, guardias… Y sin profesores interinos va a ser cada vez más frecuente encontrarse con asignaturas impartidas por no especialistas, es decir, que el profesor de Plástica imparta Educación Física, por ejemplo”.

En Ventanas del Falcón: “Los profesores madrileños no piden cobrar más; piden más recursos para sus alumnos y que no despidan a 3.200 profesores“. Asegura:”La promesa de subida salarial tiene como objetivo la división del profesorado y el desprestigio, disfrazando de codicia lo que solo es defensa de la educación pública. Los profesores no piden migajas ni aumento de sueldo, se pide que no desmantelen la educación pública. Los profesores no piden cobrar más, quieren que vuelvan los profesores despedidos y que se invierta más en educación”.

Print Friendly, PDF & Email