La resolución aprobada en el Congreso para limitar la posibilidad de que los jueces de la Audiencia Nacional persigan delitos en el extranjero -el llamado concepto de Justicia Universal- ha hecho subir la temperatura de la blogosfera. En general, abundan las críticas sobre todo al PSOE y se considera un serio revés para los Derechos Humanos, que parecen quedar asi supeditados a la Razón de Estado.

La entrada a la Audiencia Nacional

Fernando Garea en su blog El patio del Congreso critica el fondo y las formas: “PSOE y PP se han liado la manta a la cabeza y, para solucionar conflictos diplomáticos, han aprovechado esa norma que habla de las vacaciones y los ascensos de los jueces como portaaviones para incluir nada menos que la limitación de la actividad de los jueces de la Audiencia Nacional. Así se hace con urgencia y se evita que haya que pedir informes al Consejo de Estado y al Consejo General del Poder Judicial. O sea, de tapadillo y limitando al máximo el debate. Nos hemos enterado de casualidad.”

Iñigo Saenz de Ugarte ironiza sobre la decisión: “El Gobierno español preparaba una reforma jurídica que impidiera la investigación judicial de crímenes de guerra cometidos por Israel. Parecía que sólo se trataba de un debate jurídico del que no estaba claro que pudiera terminar en una reforma legislativa. Falso. Los resultados se han visto ahora. El PSOE y el PP han sumado sus votos en el Congreso para acabar con el concepto de jurisdicción universal, que queda restringido a algunos supuestos. […] Me gustaría saber si el PSOE incluirá este asunto en sus vídeos electorales de la campaña electoral. Esos que anuncian ‘que viene la derecha’. Bueno, en el tema de la justicia universal ya ha llegado”

Emilio Silva habla en su blog de arquitectura de una nueva impunidad: “El Partido Popular hizo el trabajo sucio de presentar la moción y el PSOE el de respaldarla. Así que a partir de ahora la Audiencia Nacional ya no es tan universal. No podrá juzgar causas con el principio de justicia universal como consecuencia de un acuerdo político que deja titubeante la independencia del poder judicial. Tras el cierre político de la causa que intentó abrirse en la Audiencia Nacional para juzgar los crímenes del franquismo ahora se inicia un proceso de limitación de las competencias judiciales; un paso atrás para la política judicial del Gobierno y un gran salto atrás para los derechos humanos. “

Iñaki Anasagasti da en su blog su propia explicación: “Esta medida pretende aliviar el dolor de cabeza en el que se ha convertido la acción de estos jueces para el gobierno de Zapatero. Sus decisiones han traído consecuencias ??perjudiciales? en política exterior con el gobierno chino y el israelí, poniendo en peligro las relaciones con otros países. Las investigaciones de Garzón y compañía inquietan a muchos líderes extranjeros, y la fisura parece ensancharse cada vez más.”

Hugo Martínez Abarca en Quien mucho abarca critica con dureza el acuerdo de PSOE y PP:  “Zapatero ha mostrado con ello una mezquindad superior a la que tuvo Aznar en esta materia. Aznar al menos fue coherente: quería a todos los tiranos y genocidas en la calle. Zapatero quería ser un tutor de nuestras colonias: encerrar a los torturadores chilenos, argentinos,? con la solemnidad de quien dice tener principios; pero a los poderosos ni tocarlos. No podemos ser los jueces del mundo, dicen ahora, pero sólo quieren decir que sólo podemos juzgar a nuestros inferiores.”

Rafael García Almazan habla en Kabila la pinza y el doble rasero: “Este nuevo acuerdo entre los dos grandes partidos no permitirá, una vez modificada la ley, denuncias como la que se efectuó a Pinochet. Pero en fin, se ve que es mucho mejor ceder y someterse a las peticiones de un Estado como Israel, modelo en el cumplimiento de los derechos humanos. Y es que ya saben ustedes la pinza la hacen los otros, cuando el PP y el PSOE legislan juntos, se trata de un Gran Acuerdo de Estado. Es la diferencia. Lástima que no todos sepamos verlo así.”

Lidia Fernandez en el blog Viramundeando incide en lo negativo del acuerdo para los DDHH: “Del PP lo esperaba, conocía su posición tras el ‘Caso Pinochet‘, del PSOE no (en ese momento, el mismo López Garrido manifestaba claramente que la Corte Internacional era subsidiaria y complementaria de los Estados parte). Hoy ellos celebrarán su acuerdo, pero es un día triste para los derechos humanos.”

Rafael Diaz Alvarez lamenta en su blog que la razón de Estado haya prevalecido sobre la Justicia Universal: “Mientras los procesados por los jueces de la Audiencia Nacional era latinoamericanos o africanos nadie se rasgó las vestiduras. Pero cuando los imputados son israelíes o norteamericanos entonces decimos que no podemos ser los ??gendarmes del mundo?. La sinrazón de la razón de Estado exige que  no nos creemos complicaciones con países ??amigos y aliados?, pero, sobre todo, poderosos.”

Juan Peña del blog Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid cree que con la decisión del Congreso se elimina un motivo para sentir orgullo patrio:”era buen asunto este de la jurisdicción internacional, sobre todo, porque suponía una alternativa a lo de bombardear países con la excusa de echar a dictadores (la guerra humanitaria esa) y a la impunidad de por vida de tanto sanguinario con jubilación de lujo.”

Print Friendly, PDF & Email