BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Irlanda, el antes llamado “Tigre Celta”, nunca debió pasar de gatito gallego. Pero su ejemplo lo abanderaban sin pudor los capellanes del liberalismo.

Y uno se pregunta ¿Donde están ahora sus ilustrísimas predicciones?

 The Economist (15 de mayo de 1997) «Irlanda demuestra de forma indiscutible» que abrazar «la globalización constituye el camino más rápido hacia la opulencia» .

Le Point (23 de agosto de 1997). La de Irlanda es una «política económica audaz que ha sabido atraer a las empresas extranjeras»

New York Times (1 de julio de 2005) Thomas Friedman resumía la alternativa que se presentaba ante Francia y a Alemania: «convertirse en Irlanda o convertirse en museos».

Todos esos y muchos más aquí resumidos. Y no fueron los únicos que enarbolaron el modelo irlandés. Mariano Rajoy en el congreso, y Esperanza Aguirre incluso en la prensa:

El País (1 de agosto de 2006): “Hace sólo 25 años, Irlanda era uno de los países más pobres de la UE. Hoy, en 2006, es el más rico tras Luxemburgo. Hasta el punto de que Irlanda, que desde el siglo XIX siempre había sido un país de emigrantes, se ha convertido en un país de acogida de inmigrantes. Y este milagro económico tuvo su origen en políticas liberales”. […] Otros países que, como Irlanda, han aplicado políticas favorables a la actividad económica, han liberalizado sus economías, han ajustado sus presupuestosy se han abierto aún más al comercio y a las inversiones extranjeras, también han recibido su premio…”

Toma premio.