Se llama Isla de los Faisanes y está en medio de la desembocadura del río Bidasoa que separa Hendaya e Irún. Pero no causa ninguna disputa diplomática, ni territorial, sino que en virtud de un acuerdo de 1856, Francia y España comparten su soberanía. Medio año cada país: de febrero a julio es española y la gestiona el Ayuntamiento de Irún y de agosto a enero, francesa, a cargo del consistorio de Hendaya..

Con sus 2.000 metros cuadrados, la Isla de los Faisanes o Île de Faisans, en francés, es el condominio más pequeño del mundo. Pero en 1659 fue el lugar elegido por España y Francia para poner fin a la Guerra de los Treinta Años. Al estar en medio del rio que divide a ambos países se consideró un lugar neutral para las negociaciones de paz y se construyó incluso una barraca en medio de la isla con una mesa ovalada siguiendo la línea fronteriza, para que cada parte se sentara en “su lado geográfico”. Y así, tras fructificar las conversaciones, el 7 de noviembre de 1659, el Rey Felipe IV y Luis XIV firmaron allí el Tratado de los Pirineos.

Hoy en día en la isla sólo hay un monolito que recuerda la firma del Tratado. Pero su estatus y ubicación han hecho que haya sido el escenario perfecto para historias curiosas y rocambolescas, como intercambios de rehenes o entregas de infantas casaderas. Y por si esto no fuera suficiente literatura, al parecer los encargados de la logística en 1659 para la histórica firma fueron, según relata el blog Meridianos, nada menos que el pintor Diego Velázquez, por parte española y por parte francesa el capitán  D’Artagnan, un mosqueteros del rey, al que Alejandro Dumas daría fama mundial.

Este es el aspecto actual de la Isla de los Faisanes. [Visto aqui]

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email