BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Hasta París llegan los ecos de Jiménez Losantos. El periódico francés Liberation publica un texto de François Musseau sobre el polémico periodista: ??Estrella de la radio episcopal española, panfletario y calumniador, el periodista está abonado a los juicios?, dice el artículo:

??Animador vedette de la Cope, radio episcopal se ha convertido en un habitual de los tribunales en general y de los juicios por difamación en particular. El ??Savonarola de las ondas?? , con su aspecto guasón parece experimentar un maligno placer en estos juicios por difamación, caja de resonancia de sus estrepitosas salidas. Losantos recoge lo que siembra cada día en La Mañana, en antena desde las cinco y media de la mañana en La Cope, propiedad de la Iglesia española, una de las tres emisoras con mayor audiencia del país?.

??Fino conocedor de la literatura del Siglo de Oro así como de la cultura popular, Losantos, con un estilo radiofónico singular, apunta a sus blancos favoritos: los nacionalistas vascos y catalanes, la izquierda y la derecha moderada. En España a Losantos o se le adora o se le aborrece . El locutor también arroja su hiel contra el Rey Juan Carlos, sospechoso de tener simpatías socialistas, al que exige que abdique. Y considera un revisionismo histórico justificando el golpe franquista de julio de 1936?

??Y, ¿qué dicen los obispos? En guerra contra el muy laico Zapatero, consideran que ??la línea editorial?? de su emisora no les atañe. A veces, un prelado se indigna suavemente, mientras que los grupos católicos vilipendian a Losantos por su ??antievangelismo inicuo??. Nada le preocupa a nuestro agitador al que el episcopado acaba de prorrogar el contrato por un año…”

3 Replica a este post
  1. Solo un par de puntualizaciones: Losantos no “le pide” al Rey que abdique, se lo exige (que no solo es lo que ocurre realmente, también es lo que dice el texto original); y el “antievangelismo” de Losantos no es único (“unique”), sino inicuo (“inique”):
    http://www.wordreference.com/fres/inique

    Espero haber sido de ayuda. Enhorabuena por la excelente página, y gracias por el servicio informativo que prestas a través de ella.