blog11.JPG

 

“¿Qué sería de la vida si no tuvéramos el valor de intentar algo nuevo?”, decía Vincent Van Gogh. ¿Qué sería de nosotros si nos conformáramos? ¿Dónde habríamos llegado?

Seguramente a ningún sitio. Puede que aún estuviéramos pasando estas lluvias que estos días caen sobre Madrid, escondidos en una cueva, manteniendo el fuego que, puede que la fortuna de un rayo hubiera puesto a nuestro alcance. O puede que ni siquiera esa luz tuviéramos.

Si no hubiéramos peleado, como los artistas -http://distritozero.com/3ttman/- de este fragmento del mural (está en la corredera Alta de San Pablo, 33), por cubrir lo inútil para alumbrar un nuevo aspecto, una nueva perspectiva, aún seríamos unos simios patéticos.

Afortunadamente,  no es eso lo que somos. El ser humano, o es rebelde, o no es. Cuando el lunes nos despierte, no tiene porque ser un día como los demás, bien podría ser el primer día de una nueva esperanza. Aunque no se lleven ya los nuevos amaneceres, y quizás sea mejor así, aunque no nos convenzan, aunque nos aburran o nos desesperen…, esas no son razones suficientes para rendirse y dejarles hacer.

Feliz voto y suerte para todos. 

 

Print Friendly, PDF & Email