El corresponsal de The Times explica en radiocable.com que el discurso de Zapatero en la reunión anual del Club Bilderberg en España puede interpretarse como un signo de que a estos dirigentes y empresarios les preocupa el futuro del euro, aunque cree que el presidente español acudió por cortesía. Graham Keeley reflexiona también en un artículo en su periódico, sobre este grupo al que muchos ven como un “gobierno alternativo mundial”.

Graham Keeley

Para Graham Keeley las reuniones del club Bilderberg son un tema interesante porque acuden “los más poderosos del mundo: presidentes, empresarios, reyes…”y porque es secreto, “nadie sabe quien acude, ni de qué hablan”. En la reunión celebrada en España considera sin embargo que al ser un grupo de “empresarios y gente  dedicada a la economía” les preocupa las amenazas al euro.

Cree que fue normal que Zapatero acudiera al celebrarse la reunión en España, pero “eso no significa que sea miembro del grupo”. El corresponsal considera que el discurso del presidente fue más bien una “cortesía” hacia todos los poderosos que asistieron. Keeley explica además que también el Reino Unido interesan los “bilderbergers” porque mucha gente los ve como un “gobierno alternativo en plan mundial y eso es muy poco democrático.

 

Imagen de previsualización de YouTube