Imagen de previsualización de YouTube

[8-2-2010] Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “Hablemos en confianza sobre la confianza. Decimos que España no inspira confianza, que el Gobierno no inspira confianza, que Zapatero no inspira confianza, y lo entendemos. Lo que no entendemos es por qué unos pierden la confianza que inspiraron en el pasado y otros no.

Los que dicen desconfiar, es decir, los que se erigen en jueces y árbitros de los comportamientos ajenos, los que otorgan o retiran los certificados de confianza, ¿cómo han logrado no perder la confianza general?. Porque los que nos están examinando con enorme severidad habían perdido por completo nuestra confianza, cuando fracasaron como fracasaron durante la crisis.

Oímos que las agencias de evaluación dicen esto o lo otro sobre esto o aquello; y que el Fondo Monetario Internacional vaticina tal o cual cosa. O el Banco Central Europeo. Y que a la Unión Europea le inquieta o le deja de inquietar un país u otro. Y nos llena de estupor. Porque no sabemos cuándo y cómo han recuperado la solvencia todos estos que no dieron ni una en torno a la crisis que derrumbó primero las finanzas y luego la economía del mundo.

Y la Unión Europea, que salió de estampida en sálvese quien pueda, destrozando todas las reglas que se había dado durante años, reaparece llena de ortodoxia para asustarse mucho con lo que pasa en los países del sur.

Zapatero debería enviar a sus embajadores para averiguar dónde obtuvieron la amnistía que borró sus desastrosas irregularidades y sus fallos de previsión, porque él, pobrecito, se ha quedado como el único pecador del grupo. El que la policía pilla con la piedra en la mano ante el escaparate roto, mientras sus compañeros huyen.

Y que conste que este comentario no pretende exculpar a nuestro presidente ni a nuestro Gobierno. Creemos que debe ser juzgado con la máxima exigencia. Pero no podemos comprender cómo, cuando y por qué, la nube de incompetentes, personas e instituciones que la crisis desenmascaró han vuelto a la palestra, tan ufanos y aureolados de autoridad. Ni podemos entender qué le ha pasado a nuestra memoria.”

Las aperturas del informativo de Iñaki Gabilondo, cada día

 

Print Friendly, PDF & Email