El video de un curioso experimento triunfa estos días en Youtube. Lo han llamado la “Danza del Subwoofer”. Consiste en hacer una mezcla con agua y almidón de maiz, hasta lograr un fluído denso que se vierte sobre una bandeja metálica, a su vez colocada encima de un subwoofer, un altavoz de graves. Las ondas sónoras provocan entonces que el líquido empiece a “bailar” y se comporte de forma sorprendente. (Fuente: Pixel y dixel)

Imagen de previsualización de YouTube