David Beriain con guerrilleros de las FARC

El periodista español David Beriain ha pasado 10 días con guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, las FARC. Ahora está publicando una serie en su videoblog en el diario ADN sobre su experiencia con ellos en la selva y las entrevistas que ha realizado a varios de sus miembros, entre ellos a Pastor Alape, uno de los jefes más buscados de la guerrilla. Hablan del narcotráfico, de la vida en la clandestinidad, de los secuestrados… y de Ingrid Betancourt.

Ya lleva tres capítulos emitidos que permiten conocer algo más sobre el tipo de vida que llevan los guerrilleros, su adoctrinamiento y su punto de vista sobre la realidad colombiana. Resulta especialmente llamativa su opinion sobre el drama de los secuestrados. Por ejemplo ante la pregunta de qué les diría a los familiares de los secuestrados, uno de los miembros de la s FARC responde:

Pedirles perdón no puedo. Las disculpas se las presento al campesino al que, por error, se le causa un daño o resulta muerto en medio del conflicto. Pero a esas otras personas… habría que ver qué han hecho. ¿Es que acaso tienen las manos limpias? Todos esos políticos son parte de la guerra, están legislando para la guerra…”

También dicen que la calidad de vida de los secuestrados “no es tan mala”. Qué solo les tienen encadenados para las fotos, y así presionar a favor del canje. Pero que en realidad “viven bien, comen lo mismo que los guerrilleros y cuando salen no lo hacen en las condiciones tan malas que dicen los medios”. En cuanto a Ingrid Betancourt, el jefe del campamento Pastor Alape, asegura que no se está muriendo.

No, eso son sólo rumores. Hombre, seguro que tiene problemas de salud. La vida en la selva no es fácil y mucho menos el cautiverio. No es que nosotros no tengamos sentimientos, pero muchos colombianos tienen problemas de salud que el Estado no se los resuelve. Quizás el debate sobre el estado de salud de Ingrid Betancourt debería llevarnos al debate sobre el estado de salud de los colombianos”.

Beriain explica que pasó tres días caminando por la selva, guiado por gente diferente hasta llegar al campamento de los guerrilleros. Cada uno le fue contando su situación personal y los dramas que los llevaron a alistarse en las FARC. Uno de ellos incluso le dió un consejo: “Si nos llegáramos a cruzar con el Ejército y empieza la balacera usted grite que lo llevamos secuestrado. Tal vez así no lo maten”.

Print Friendly, PDF & Email