Imagen de previsualización de YouTube

El periodista Max Blumenthal visitó hace unos días una convencion nacional de universitarios republicanos. Alli encontró un respaldo unánime hacia la guerra de Irak. Todos estaban de acuerdo. Pero al preguntarles por qué entonces no se alistaban para luchar, recibió toda clase de escusas: “ahora estoy estudiando”, “tengo una lesión”, “no es para mi”… Su conclusión es que las nuevas generaciones de halcones republicanos… tienen algo de gallinas.

Entre las justificaciones que los estudiantes daban para la guerra había comentarios como “hemos de luchar contra ellos allí, para no tener que hacerlo aquí”, “la guerra contra el terrorismo es la gran causa de este siglo, igual que la segunda guerra mundial” o “Al Qaeda estaba en Irak y había que detenerles”.

Pero para ser gente que apoyaba la guerra con tanto entusiasmo, Blumenthal encontró que al ser preguntados por qué entonces no luchaban en ella, todos tenían alguna excusa. Una de las más socorridas era “lo estoy pensando, pero ahora estoy en la Universidad” o “eso no es para mi”. Pero también hubo gran cantidad de estudiantes que adujeron problemas médicos: asma, una lesion por jugar al futbol y otras causas sin especificar se convertían en un cómodo salvoconducto para no tener que participar de lleno en la guerra.

El periodista también encontró curiosas respuestas a otras cuestiones como el matrimonio entre homosexuales pero fue expulsado cuando intentaba grabar una conferencia de Tom de Lay, el que fuera lider de la mayoria republicana en el Congreso acusado luego de corrupción.

Print Friendly, PDF & Email