Jaumen Sanllorente abrazando a una niñaJaume Sanllorente trabajaba en una revista económica de Barcelona. Viajó a Bombay y decidió dejarlo todo para hacerse cargo de un orfanato para niños de la calle a punto de cerrar. Ha creado la ONG Sonrisas de Bombay, escrito un libro sobre su historia y en una entrevista en El Periódico cuenta que las mafias quieren matarlo.

?l piensa que cualquiera hubiera hecho lo mismo, pero fue este jóven periodista catalán quien salvó el orfanato de Karuna de los números rojos. Allí ayudaban a 40 niños salidos de la calle o de los prostíbulos que hubieran vuelto a esos destinos si el centro cerraba. Asi que Jaume Sanllorente decidió implicarse. Abandonó sus ocupaciones y dedicó todos su ahorros a un un fin: montar la ONG Sonrisas de Bombay y ayudar a los niños, especialmente los intocables  descastados. Hoy están consolidados e incluso comentan las actividades que llevan a cabo a trávés de un blog.

La idea inicial era evitar a toda costa que esos 40 niños pudieran volver a los prostíbulos o a las mafias. Jaume cuenta que éstas amputan piernas y brazos a los menores para que den más pena a la hora de mendigar frente a hoteles de cinco estrellas. Y la situación es tan dramática que incluso hay madres que también hacen amputaciones para proteger a sus hijos y que no se los roben. Dicen que si una mafia ve que un niño no tiene brazos, piensa que está tomado por otros grupos y no lo toca.

Ahora el orfanato de Karuna acoge a más de 3.000 niños y se hacen cargo de los tratamientos médicos. Sanllorente cuenta que uno de los primeros niños que consiguieron salvar gracias a las aportaciones de su ONG fue Rohit, un niño epiléptico, huerfano de padre y madre, que su abuelo trajo al orfanato poco antes de morir. Su tratamiento cuesta 11 euros al mes.

Además de esto, Sonrisas de Bombay ha creado dos escuelas y un proyecto para ayudar a los leprosos. Todo esto le ha granjeado la enemistad de las mafias locales que quieren matarle. Han quemado su oficina dos veces y ahora lleva escolta las 24 horas del día y vigila su coche, por donde camina, se sienta…

Jaume Sanllorente quería contar todo esto y su historia personal en un libro y acaba de editar “Sonrisas de Bombay. El viaje que cambió mi destino”. Explica que en parte lo escribió: “por si me matan. Para que la ONG continúe y quede testimonio de lo que alli sucede”. En la presentación contó con la presencia del oftalmólogo Joaquin Barraquer y la modelo Veronica Blume colaboradora de la ONG 

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. Jaume aupa ojala hubiera mas gente como tu, el mundoseria distinto. Regalo tu libro a la gente y lo valoro mucho. Cuidado un abrazo . Rosa