Un jesuita italiano, Antonio Spadaro, ha lanzado la idea de enviar misioneros “internautas” para evangelizar a los cerca de ocho millones de personas que pululan por SecondLife. Segun el religioso, a pesar de la dimensión erótica y sexual del mundo virtual de los avatares, “tambien hay espacio para Dios, grupos y lugares  de carácter religioso y espiritual”.

Asi que ha pulicado su propuesta de misioneros virtuales en la revista Civiltá Cattolica, que está siendo examinada en el Vaticano para su aprobación. Spadaro cree un mundo en el que la gente tiene oportunidad de reinvertarse y vivir una segunda vida y puede construir a su antojo, es una “tierra de misión, donde ya se advierte  la necesidad de crear lugares para orar, así como conventos y monasterios para meditar”.

Spadaro pasa por ser un sacerdote poco convencional que por ejemplo cree que el cantante Tom Waits es un buen modelo cristiano. Aun no se sabe que opina el Vaticano de esta propuesta, pero el jesuita advierte que es un fenómeno cada vez más popular ante el que no se puede cerrar los ojos.

Print Friendly, PDF & Email