“La justicia española ha anunciado nuevas investigaciones sobre 13 antiguos dirigentes del Banco de Valencia así como de un empleado de la Consultora Deloitte, sospechosos de haber falsificado las cuentas del banco antes de su nacionalización en 2011″.

 


(Foto: flickr/ La República…)

 

“Los 13 miembros del ex Consejo de Administración de la entidad financiera, así como un responsable de la auditora Deloitte serán investigados por la presunta comisión de un delito de falsificación de las cuentas anuales del banco en 2009, según la sentencia del juez Santiago Pedraz de la Audiencia Nacional de Madrid”.

(…) “Banco de Valencia es -junto con Bankia, CatalunyaCaixa y NovaCaixaGalicia- uno de los cuatro bancos españoles que tuvieron que ser nacionalizados tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, una crisis que debilitó profundamente el sector financiero. Estas dificultades precipitaron la concesión en 2012 de una ayuda europea de 41.300 millones de euros a las entidades financieras españolas”.

Banco de Valencia recibió 4.500 millones de esta ayuda, además de una primera inyección del estado español de mil millones de euros, antes de ser vendido en diciembre de 2012 por un euro simbólico a la primera entidad española por activos, CaixaBank“.

Leer artículo completo en Les Echos