BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

En efecto, en la Europa unida, moderna, que “no tolera el culto a la sangre y a la brutalidad” provoca elogios el hecho de que TVE haya decidido dejar de retransmitir las corridas de toros:  ??La balanza se inclina a favor de los adversarios?, dice el Frankfurter Allgemeine Zeitung,  ??Culto a la sangre y a la brutalidad: La televisión estatal española renuncia a las corridas de toros. Un icono nacional corre peligro se venirse abajo? . El Frankfurter continúa:

??En los presupuestos que acaba de presentar el ente público de Radiotelevisión Española, RTVE no prevé ni un solo euro en concepto de retransmisión de corridas de toros. Sin embargo, mientras en el Parlamento aún sigue debatiéndose sobre ello, los acontecimientos taurinos más importantes del país ??la Feria de Sevilla de abril, la madrileña Feria de San Isidro de mayo y los Sanfermines de Pamplona a principios de julio?? por otro lado ya llevan retransmitiéndose desde hace tiempo por la televisión de pago. Así pues, la lidia sigue el desarrollo del fútbol, donde tanto la liga como la Champions League ya sólo pueden seguirse en gran parte por satélite en cadenas privadas de pago?.

??Lo que sí aumenta es la sensibilidad frente a lo que ocurre en el ruedo. La muerte ritual de toros ha sido excluida de la programación televisiva de tarde por el bien de los niños. Quien de por sí se remita al recuerdo de una España vieja y ya superada al asistir a este atroz espectáculo, proclama de buen grado los ideales de una Europa unida que ya no tolera el culto a la sangre y a la brutalidad. Mientras las retransmisiones escasean cada vez más, los empresarios de la tauromaquia buscan a sus seguidores en otras partes, como por ejemplo en Asia, mostrándose dispuestos a realizar concesiones?.

??Las encuestas recientes ponen de manifiesto una pérdida de interés en las generaciones más jóvenes de españoles. Pero en España no ocurrirá nada con rapidez. Ningún partido político se atreve a sumar adeptos con un voto a favor o en contra de la lidia. Y las grandes hazañas en el ruedo aún despiertan el entusiasmo de muchos españoles?

Print Friendly, PDF & Email