Aunque Cataluña apruebe pedir la celebración de un referendum es improbable que eso lleve a una secesión cercana, pero puede inflamar aún más al movimiento independentista catalán e inspirar a otros en Europa. Esa es la visión de varios medios internacionales ante el debate en el Parlamento Catalán sobre la consulta soberanista. En cualquier caso señalan que es un problema de fondo que España tiene pendiente resolver.

El Washington Post habla de decisión clave para el futuro de España y Europa. Explica: “Una temporada europea de fervor separatista comienza este jueves con la votación de los diputados catalanes sobre si piden el derecho a celebrar un referéndum de independencia de España. La UE estará observando muy de cerca al sopesar los portavoces flamencos de Bélgica presionar por una mayor autonomía en las elecciones de mayo y al estar preparando Escocia su propio referéndum sobre la ruptura con Gran Bretaña en otoño. La votación de este jueves es un hito tras años de protestas masivas de los catalanes, que están muy orgullosos de su cultura y su lengua distinta, exigiendo el derecho de decidir si quieren separarse. Pero también es ampliamente simbólica.”

ABC News apunta que la votación del Parlament podría avivar aun más las llamas del ya apasionado movimiento independentista. Asegura: “Cataluña puede pedir a España permiso para celebrar una votación sobre la independencia todo lo que quiera; Madrid todavía tiene el poder de decir `no´- y es casi seguro que lo hará. Aun asi esta votación podría avivar las llamas del ya apasionado movimiento por la independencia, especialmente si obtiene la mayoría de dos tercios que sus seguidores esperan. Un mensaje separatista fuerte también puede inspirar a los movimientos de independencia de otros lugares de la UE, en momentos en que la unidad europea se ha visto sacudido por la crisis económica.”

Reuters señala que la cuestión catalana es un problema para la recuperación de España que podría solucionarse con más autonomía. Apunta: “España parece estar en el camino de la recuperación, pero no todo está bien en las regiones. Se espera que el Parlamento de Cataluña apruebe abrumadoramente enviar un proyecto de ley a Madrid buscando luz verde para un referéndum en noviembre sobre la ruptura con España. Aunque el Parlamento Nacional, igualmente, en otra votación decisiva, lo rechazará. Si lo hace, unas elecciones anticipadas podrían ser convocadas y cimentar a los separatistas en el poder en una de las regiones más ricas de España. Así que el problema no se habrá ido a pesar de que posiblemente se podría resolver si se ofreciera un poco más de autonomía.”

The Guardian recuerda el Plan Ibarretexe de 2005. Dice: “Incluso si Madrid se niega a permitir una votación sobre la independencia, los políticos catalanes podrían decidir intentar celebrar un referéndum de todos modos. Eso los pondría en un terreno legal peligroso: cuando el País Vasco, donde el sentimiento separatista también ha causado estragos, no logró obtener permiso para un referéndum similar en 2005, España dijo que los líderes vascos podrían enfrentarse a penas de cárcel si seguían adelante con la votación.”

[Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com]

Print Friendly, PDF & Email