BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

François Musseau publica un artículo en el periódico francés Liberation, sobre el monumento que ha empezado a planificarse en Valencia. Musseau destaca con sorpresa que a la Ley de la Memoria Histórica de Zapatero se oponen “enérgicamente el partido Popular, los nostálgicos del franquismo y el episcopado”. Una ley que tratan de combatir construyendo este monumento:

??Además de la espectacularidad de la Ciudad de las Artes del arquitecto Calatrava, los turistas podrán admirar en Valencia un monumento erigido en gloria del nacional catolicismo querido por Franco, el ??Santuario de los mártires valencianos??, cuyos trabajos se encuentran en su primera fase. Su razón de ser tiene sobre todo un alcance simbólico que es propicio para la división de los españoles: rinde homenaje a los cientos de religiosos asesinados al principio de la Guerra Civil por las milicias anarco-comunistas?.

??Mientras que el Gobierno socialista de José Luis Zapatero se dispone a votar , en septiembre, una ley a favor de las víctimas del franquismo, esta iniciativa tiende precisamente a defender la postura contraria. Para el Forum de la memoria Histórica de Valencia, este santuario suscita una doble provocación. Esta asociación que defiende la memoria de los centenares de miles de españoles víctimas del franquismo (asesinados, encarcelados u obligados a irse al exilio), lleva ya meses enfrentada con la municipalidad?.

??El celo clerical se manifiesta en la actualidad con mucha fuerza existiendo una guerra abierta contra el gobierno de Zapatero acusado de ??trabajar a favor del mal?? y de promocionar reformas ??degradantes?? como los derechos de los homosexuales, divorcio rápido , investigación sobre células madre, fin del catecismo obligatorio en los colegios??. El proyecto de Ley sobre memoria Histórica provoca de manera especial la ira de los obispos. Prevé reparaciones morales para las víctimas del franquismo y sus descendientes, erradicación de los símbolos del antiguo régimen, etc. A este cambio se oponen enérgicamente el partido Popular, los nostálgicos del franquismo y el episcopado?.

Todo el mundo tiene derecho a rendir homenaje a las víctimas. Lo que no vale es venir después diciendo que es el PSOE quien reabre toda suerte de heridas. Las calles estaban llenas de estatuas franquistas mucho antes de la llegada de Zapatero.

Print Friendly, PDF & Email