BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

No es un titular sensacionalista, lo dice de verdad. Creíamos que había consenso en los límites que se pueden superar y los que no. Pero La Razón publica hoy un artículo donde señala que las medidas “antitortura” dificultan la lucha contra ETA:

…”El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha dictado una serie de medidas para los detenidos por asuntos de terrorismo que suponen una «auténtica desnaturalización de la incomunicación» y, por lo tanto, van en «perjuicio de la lucha contraterrorista», según expertos consultados por LA RAZ?N. El magistrado pretende evitar torturas a los arrestados y esas disposiciones van en la línea de lo que ha exigido la llamada izquierda abertzale, de la que forma parte ETA, organización criminal que ordena a sus miembros que digan que han sufrido malos tratos (inexistentes, como se demuestra día a día) con el fin de desprestigiar a las Fuerzas de Seguridad que la combaten….” [sigue]

Es cierto como señala el periódico que ETA pide a sus miembros que se digan víctimas de tortura. Sin embargo también es cierto que Amnistía Internacional ha denunciado sistemáticamente malos tratos en las detenciones españolas.

Print Friendly, PDF & Email
2 Replica a este post
  1. Si alguien quiere que ETA no desaparezca nunca (y puede haber algunos que en su fuero interno anden por ahí) lo mejor es que difundan ideas y textos como este que has posteado por aquí.
    ¡Qué difícil quiere hacer la derecha que la izquierda consiga la paz!
    Más que nunca firmeza en las actitudes, estado de derecho en las acciones y siempre dejar una puerta abierta para la entrega de las armas.

    Luis Solana

  2. Efectivamente estos textos hacen que ETA jamás desaparezca, pero la derecha de este país no se caracteriza precisamente por ser responsable.

    Y lo peor es que estamos acostumbrados a dejarla pasar y que nos pise en lugar de denunciar sistemáticamente sus barbaridades ¡cómo se puede estar en contra de cualquier cosa que le quite hasta la última excusa a los asesinos!. Sencillamente vergonzoso