birmania-ciclon.jpg

El paso del tifón sobre Birmania está siendo portada en todo el mundo debido a sus devastadoras consecuencias. La junta militar que gobierna el país habla de 22.000 muertos y 41.000 desaparecidos en medio de fuertes críticas a su gestión de la crisis. La ONU les ha acusado de bloquear la llegada de su personal y no han respondido a las ofertas de ayuda de numerosas ONG´s y gobiernos internacionales.

El puño de acero con el que dirigen Birmania sigue de momento siendo la constante a pesar del desastre humanitario provocado por el ciclón. Una de las pocas vías para saber que está pasando realmente en el país vuelve a ser Internet y sobre todo los blogs.

Igual que sucedió durante la llamada “revuelta de Azafrán” de septiembre pasado, la red está sirviendo para dar a conocer situaciones y problemas. En la web Global Voices han recopilado algunas de las informaciones más destacadas y la Democratic Voice of Burma ha colgado videos y numerosas fotos. También se han habilitado páginas para ayudar economicamente a las víctimas.

Algunos estiman que el número final de muertos podría llegar a los 100.000 y periódicos como el Irrawaddy hablan de 22 pueblos arrasados sólo en la provincia de Laputta.

El 90% de los grandes arboles que había en Rangun han desaparecido, cuenta un residente de la capital en una entrevista. Esto supone el bloqueo de buena parte de las vías de comunicación. También cuenta que no hay electricidad y que el precio del gasoleo y el arroz ya se ha disparado.

El ciclón Nargis también afectó a la prisión de Insein tirando techos y paredes. El resultado fue que las autoridades recluyeron a los internos en un hall y les dejaron allí hasta el día siguiente. Estos pidieron a los guardias que abrieran las puertas para garantizar su seguridad y ante la negativa se produjeron disturbios. Al menos 36 presos resultaron muertos.

Se teme además que el paso del tifón haya destruído buena parte de las cosechas de Birmania y termine provocando también una importante crisis por falta de alimentos.

Algunos exiliados están contando cómo viven sus familiares el impacto de la tragedia y otros denuncian que la Junta Militar pese a tener avisos de la llegada del tifón no hizo nada para prevenir a la población.

En la web estan circulando mapas que muestran hasta donde han llegado las inundaciones.

Print Friendly, PDF & Email