Imagen de previsualización de YouTube

El concepto se llama Daylight y lo ha desarrollado Phillips dentro de un programa pensado para hacer más simple la vida diaria. Más simple y fascinante, habría que decir porque la ventana en cuestión va mostrando siluhetas animadas para impedir el paso de la luz segun se va pasando una mano por delante. Vendría a ser una persiana interactiva, ya que cuanto más se “dibuja” en la ventana menos luz entra, creativa y muy innovadora.

La idea está pensada para la habitación de un hotel. Al hacer la reserva, el cliente selecciona el tipo de formas y animaciones -de momentos hay hojas y ramas- que quiere ver proyectadas en la ventana. Nada más detectar a la persona, la propia ventana va abriendo sus láminas. Luego a pasar la mano por el cristal las formas se van dibujando y moviendo combinando luz natural y artificial.

La ventana inteligente-interactiva de PhillipsAdemás puede ir modificando, siempre con la mano, un flitro de color que tamiza los rayos del sol. La tecnología se llama Active Glass y parece que las ventanas son sándwiches de cristal líquido. Aunque el producto está bastante perfeccionado, de momento no hay fechas de disponibilidad ni precios. 

Print Friendly, PDF & Email