Los problemas de seguridad en el país son extremos, pero además el día a día está resultando cada vez más dificil para los iraquis. Mientras Bush y Gordon Brown, el sucesor de Tony Blair, buscan una nueva estrategia, en Bagdad, la población apenas tiene una hora de electricidad al día y segun las ONG´s ocho millones de iraquis necesitan ayuda de emergencia.  

En 2003, el presidente de EEUU aseguró que una de las prioridades de su administración en Irak era restablecer los servicios básicos para los ciudadanos. Sin embargo en este mes de julio de 2007, el embajador estadounidense en Bagdad, reveló que los habitantes de la capital, apenas pueden disfrutar de una hora de electricidad al día, dos a lo sumo.  Este es el nivel más bajo de suministro electrico desde la guerra.

Pero además segun un estudio de Oxfam y el Comité de Coordinación de ONG en Irak, casi un tercio de la población del país, 8 millones de personas, necesita inmediatamente ayuda de emergencia porque el Gobierno iraquí no logra proporcionarles agua, servicios sanitarios, alimentos o refugio.

Se cree que un 15% de los iraquies tienen dificultades diarias para poder comer y casi un 30% de los niños sufren de malnutrición, un porcentaje que crecido sobremanera en los últimos cuatro años.  Las ONG apuntan también que el 92% de los menores iraquíes tienen problemas de aprendizaje.

La única buena noticia que han recibido ultimamente los iraquies es la victoria de su selección nacional en la Copa Asiática. Aunque incluso este motivo de celebración ha terminado con problemas.

Print Friendly, PDF & Email

Aporta link o información: