Henry de Laguerie de Europe 1 valora en radiocable.com la paradoja de que la recuperación española no se está acompañando de empleo y que, como pone de manifiesto la última EPA, la tasa de paro sigue muy alta. Sin embargo apunta que el mensaje de la mejoría de España ha llegado a Francia donde se utiliza el caso español “como ejemplo positivo o negativo, según quien hable”.

Henry de Laguerie dice: “En Francia, los sectores y economistas más liberales alaban a España diciendo que ha hecho sus deberes y reformas importantes y lo comparan con Francia donde no se ha hecho. Pero por otra parte, la izquierda y quienes están en contra del plan de reducción de gastos de Manuel Valls, utilizan el ejemplo español para decir que la población se empobrece muchísimo y que pese a las reformas neoliberales el paro sigue siendo muy alto. Se habla mucho de la recuperación y parece que sí, el déficit se reduce. El crecimiento está llegando, aunque aún es muy bajo. Y da la sensación de que todo va mejor, pero esta recuperación no se acompaña de empleo.”

Y añade: “Desde el punto de vista del ciudadano de a pie, no se tiene ninguna percepción de que las cosas vayan mejor. Hace dos años cuando se hablaba tanto de la prima de riesgo que estaba muy alta, al ciudadano no le cambiaba nada. Y ahora que dicen que está bien, no significa cambios o menos paro para la gente. Y esto puede generar un poco de rabia o incomprensión por los mensajes que dicen que todo va mejor.”

Ante los mensajes optimistas del gobierno el corresponsal apunta: “No sorprenden porque la política es así. Intentan decir que lo que están haciendo está bien. Cuando gobernaba la izquierda pasaba lo mismo. En esto España no es distinta de otros países, los políticos siempre intentan vender algo. Y creo además que estos mensajes los mandan también hacia Bruselas, hacia los mercados financieros para decir que España ha cumplido sus deberes. Pero noto que la gente tampoco se lo cree. Aunque yo personalmente he notado algo de mejoría en las dos grandes ciudades, Madrid y Barcelona, pero sólo ahí.”

Henry de Laguerie también señala: “En Francia el mensaje de la recuperación española si que ha llegado. Mucha gente me dice `Ya va mejor ¿no?´. Y se está usando a España como ejemplo, positivo o negativo según quien hable de ella. Pero aquí lo que veo es que no se está incentivando unos sectores duraderos para crear empleo. Se está alabando mucho el turismo y es brutal el número de turistas que viene a España. Dicen que es una muy buena noticia pero tengo mis dudas de que sea un modelo económico viable. Creo que España no puede solo vivir de eso. Ahora que se ha acabado la burbuja inmobiliaria, habría que pensar en un modelo productivo un poco más sostenible que la construcción y el turismo.”