“El prodigio noruego, que acaba de luchar para conseguir la corona mundial de ajedrez frente al indio Anand, suele jugar al fútbol para perfeccionar su condición física. A modo de regalo de cumpleaños el famoso club español le invitó a dar el saque de honor del último partido de Liga“.

 


(Foto: flickr/Pics Frans Peeters)

 

Mens sana in corpore sano -explica Bertrand Guyard en su texto- dice la máxima latina; una mente sana en un cuerpo sano. Y casi seguro que el insultante éxito de Magnus Carlsen en el ajedrez debe también mucho a un entrenamiento físico que le permite calcular las variantes, jugando durante seis horas sin interrupción, sin sufrir la menor fase de desconcentración. Carlsen tiene una particularidad: además de el éxito en su actual disciplina, tiene a sus espaldas una brillante carrera de futbolista profesional. Ha sido seleccionado ocho veces en el equipo nacional noruego y se ha cruzado unas cuantas con Michel Platini mientras que éste era entrenador de los Bleus“.
“El 30 de noviembre se celebraba su 23º cumpleñaos. En una entrevista reciente, un periodista conocedor de su pasión por el fútbol le había comparado con Lionel Messi, la estrella del FC Barcelona. Carlsen, en ese momento se revolvió con la comparación, alegando que era un fan incondicional del Real Madrid. Esta confesión no  cayó en oídos sordos. Como regalo de cumpleaños, los dirigentes del Real decidieron invitado a hacer el saque de honor del último partido de Liga”.

Leer artículo completo en Le Figaro

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email