El diario galo destaca el problema del desempleo juvenil en España que afecta incluso a los mejor formados. Recogen que el 57% de paro entre los menores de 25 años puede crear una generacion que marque un antes y un después en términos de consumo y estilo de vida. Y sobre el éxodo de españoles al extranjero, advierten de que también puede tener efectos adversos al perder “capital humano”.

Manifestación de jóvenes
(Foto: Flickr/Popicinio)

Liberation asegura: “Tiene un título universitario, cinco años de experiencia y habla tres idiomas. Sin embargo desempleada desde hace año y medio, Paloma Fernández, una española de 28 años, forma parte de esta `generación perdida´, víctima de la crisis que golpea sin piedad a los más jóvenes. Al igual que ella, en una España en recesión, hay miles de jóvenes licenciados afectadas por el desempleo que alcanzó el 57,22% de los 16 a 24 años, frente al 27,16% de toda la población.”

Se recoge la valoración de Sara Baliña, de la firma de analistas financieros AFI: “Es probablemente una generación, que no sé si debemos llamar perdida, pero que va a marcar un antes y un después en términos de consumo y estilo de vida. Y además habrá un restraso en la edad de emancipación de los jóvenes”.

El texto añade: “Oleadas de jóvenes españoles en busca de empleo trabajo estan dando la espalda a su país, según el Instituto Nacional de Estadística. Entre finales de 2011 y marzo de 2013, España ha perdido a 365.000 jóvenes de entre 16 a 29 años. Para Sara Baliña estas perspectivas de un futuro brillante en países como Alemania, pueden tener también, para España, efectos adversos y conducir a la pérdida de `uno de los elementos fundamentales para el crecimiento, el capital humano´.”

[Leer el artículo completo en Liberation]

Liberation es el diario francés de izquierda por excelencia. Fue creado en 1973 bajo el impulso de Jean Paul Sartre y los movimientos del Mayo del 68. Originalmente era de extrema izquierda, no había jerarquía en la redacción, todos lo periodistas cobraban lo mismo, las decisiones se tomaban por mayoría y no aceptaban publicidad. A partir de 1980, empiezan a cambiar las cosas, se modera hacia el centro izquierda y entran los primeros socios capitalistas. A causa de sus dificultades financieras, Edouard de Rothschild, heredero del imperio bancario, adquirió el 40% de su capital en 2005, provocando la partida de algunas de sus grandes firmas. Hoy posee el 26% del diario, el mismo porcentaje que el empresario de medios Bruno Ledoux. Una de sus señas de identidad es la importante presencia de la imagen fotográfica en su portada y en sus páginas. Su tirada ronda los 130.000 ejemplares. En el verano de 2012 publicó una controvertida portada con los colores de la bandera de España y el titular “Perdidos!”