El diario francés analiza en una crónica de su corresponsal François Musseau el “drástico plan económico” del gobierno español para RTVE. Hablan de “KO” y de cómo la austeridad amenaza con suprimir algunos de los más destacados programas de la TV pública. Liberation también apunta que Rajoy parece decidido a a acabar con “el pluralismo y una cultura de neutralidad” que instauró Zapatero en RTVE.

Antigua sede de RTVE
(Foto: Flickr/Huahe)

Liberation recoge las palabras de Jose Manuel Silva, presidente interino del ente público que habla de “auténtica carnicería”. Y explican como: “para el conservador Mariano Rajoy, esta sangría no es más que `una débil parte de la necesaria cura de austeridad extrema ´ a la que Madrid se ha comprometido con Bruselas para reducir a la mitad su déficit público del 8,5%.” Pero el texto apunta que algunos creen que los recortes `ponen en peligro la función misma de servicio público´de la institución.

Recalcan: “En Prado del Rey y en el Pirulí, la rabia es mayor porque durante los dos últimos años la primera cadena sobrepasó a sus competidoras privadas tanto en términos de audiencia como en la calidad de sus programas.”

El diario galo también subraya que “lo que está en peligro es una de las principales herencias de Zapatero. El líder socialista instauró el pluralismo y una cultura de neutralidad en una institución que nunca se desligó del control político heredado de la dictadura franquista: con Zapatero, el funcionamiento y los programas de RTVE fueron sometidos al control parlamentario, y su dirección dejó de ser de nombramiento arbitrario del gobierno de turno.”

[Leer el artículo completo en Liberation]