BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El periódico marroquí Aujourd??hui Le Maroc publica un artículo en el que se analizan las relaciones del País Vasco y Cataluña con el resto del país. Según el periodist,a en España se vive una contradicción:  “la paradoja española es que lo que rechazan para ellos, nos lo quieren imponen a nosotros. Madrid rechaza el separatismo en España pero lo preconiza para Marruecos”, afirma.

??En España, las fuerzas centrífugas tienden a acelerarse. El separatismo vasco y catalán, en especial, multiplican sus ataques contra Madrid. Estos separatismos manifiestan cada vez más, cono firmeza, su voluntad de querer desligar su destino de la nación española. Es una verdadera prueba política para el poder central español, aún más teniendo en cuenta que estas regiones tienen una autonomía muy avanzado que les confiere, en la forma y en el fondo, poderes casi ??estatales??. Pero se sabe que todo sistema autonómico ??una perversidad endógena- tiene, naturalmente, vocación, sobre todo cuando funciona bien, a pedir constantemente más autonomía y esto hasta lograr la separación total. Es algo genético. Es lo que sucede actualmente con el caso catalán y vasco?.

??La paradoja española es que lo que rechazan para ellos, nos lo quieren imponen a nosotros. Madrid rechaza el separatismo en España pero lo preconiza para Marruecos. La sociedad española es una sociedad moderna y progresista pero se acomoda al hecho colonial español en Marruecos. Los ejemplos son numerosos, desde la gestión de la inmigración hasta la explotación de los recursos pesqueros?.

1 replica a este post
  1. A mi juicio, lo dicho por el editorialista marroquí, es a guisa de una opinión suya. Se trata de una aproximación que carece de cierta escrupulosidad a la hora del análisis, simplemente porque, el editorialista no dispone de una suficiente cultura arraigada que le puede permitir dejar las riendas abiertas a sus concepciones. De toda forma, cabe decir que el editorialista se nos esta pintando una España que remonta de anos y anos con sus perspectivas de análisis.

    En persona, no le comparto la idea, y al mismo tiempo no veo que hay ninguna contradicción que se viva en España. España y Cataluña mantienen una relación, ami parecer, de chuparse los dedos. Sabes a gloria lo que les une, y por el otro lado lo que los separa. Esto, es lo que se llama según mi ??know-how?: ??Las cuentas claras y el chocolote espeso?