Campaña y vallas del PP y el PSOE

La campaña electoral del PP va a costar más de 20,4 millones de euros. La del PSOE, 18,6, mientras que la de IU, que ha reducido presupuesto, se queda en 4,5 millones. CiU, por su parte destinara 3, ERC  1,5 y PNV algo menos de 1 millón. En total en estos 15 días de campaña, se calcula que los partidos políticos españoles se van a gastar 50 millones de euros.

Tanto socialistas como populares destinaran las mayores partidas a publicidad,  federaciones, actos públicos y el mailing electoral. En este último concepto el PSOE se gastará 6 millones, el PP 6,7 e IU 2,7 millones. El partido de ZP además se gastará 2,1 millones en la inserción de anuncios en medios de comunicación.

Imagen de previsualización de YouTube

El Partido Popular de Rajoy ha contratado por su parte 748 cuñas para radios nacionales, 423 inserciones en prensa y distinta publicidad en internet a través de “banners”. Y han presentado su nuevo anuncio electoral dirigido a las mujeres.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero como en todas las convocatorias electorales, también se presentan pequeños partidos de todo tipo. Son esas formaciones de nombres raros e ideario peculiar: como el Partido de los No-Fumadores, Alternativa en Blanco, Representación cannábica navarra o el Partido Antitaurino contra el Maltrato Animal. Estas formaciones suelen tener pequeños presupuestos para sus campañas del que poco se sabe.

Pero uno de ellos, el Partido por un mundo más justo, PUM+J, que defiende la erradicación de la pobreza, es tan trasparente que incluso publica sus cuentas y gastos de campaña. Consideran que acabar con el hambre y las desigualdades es posible y requiere sobre todo una decisión política y austeridad. Y en un afan de ser consecuentes con estos principios, tratan de dignificar otra manera de hacer política.

Su presupuesto en 2007 no llegó a 3.900 euros y en campaña de las elecciones del 27 de mayo se gastaron 1.643 euros -entre camisetas, pegatinas y carteles- y lograron multiplicar por 4 sus resultados. En la Comunidad de Madrid fueron la sexta fuerza más votada con casi 6.000 votos. Eso supuso que cada uno de los votos que recibieron les costó 33 veces menos que a los partidos tradicionales.

En esta campaña han hecho ya actos conjuntos con otros partidos para dar a conocer sus mensajes y carreras solidarias. Y tienen su spot electoral para los espacios gratuitos. Explican que les ha costado mucho estrés terminarlo… pero sólo 221 euros.

Imagen de previsualización de YouTube  

Print Friendly, PDF & Email