Los graffiteros arrastran la fama de “ensuciar” las paredes y recintos con sus sprays para pintar sus garabatos. Asi que hay una tendencia dentro del movimiento del arte urbano que se hace llamar “reverse graffiti” y que podría traducirse como graffitis inverso: en vez de dibujar pintando lo hacen limpiando… de forma selectiva claro. Sus “lienzos” son las decenas de paredes en la ciudad que están negras de polvo, contaminación y porquería. Y para crear sus composiciones, se han pasado de los botes de spray a los trapos y el jabon. Un buen ejemplo es el muro de calaveras de este artista brasileño. 

Imagen de previsualización de YouTube

Se llama Alexandre Orion y bautizó su creación en el tunel Max Feffer de Sao Paulo como “Ossario: arte menos contaminado”. Y en su página web explica todo el movimiento de graffitis a base de “pasar el trapo” con arte que pretende impulsar. Lo curioso es que mientras realizaba esta “pintada”, la policía fue a visitarle. Pero como no estaba haciendo nada ilegal, -no solo no ensuciaba, sino que limpiaba- tuvieron que dejarle tranquilo. (fuente: neatorama)

Print Friendly, PDF & Email