Primer tienda de discos piratas de Virgin

Samsung comenzó vendiendo pescado y verduras en un pequeño establecimiento de un mercado de Corea, Ford en un granero, Starbucks con un almacen de café y Virgin Records en una diminuta tienda de discos piratas… Algunas de las más grandes corporaciones de hoy nacieron de locales y negocios muy pequeños. Yorokobu recopila las fotos e historia de diez de estos establecimientos.

Es una demostración visual del “viaje” vital y empresarial que realizaron algunos de los emprendedores más legendarios. Algunas marcas incluso empezaron con actividades bastante alejadas del sector en el que luego han triunfado. Toys´r us vendiendo muebles para niños, Marriott cerveza y chile, Bayer con una tintorería y Nintendo comercializando naipes.

En la imágenes se comprueba como los principios de los emprendedores que luego crearon grandes emporios fueron bastante discretos. En muchos casos, el éxito les llegó gracias a una pequeña modificación del producto o evolución del negocio: Coca-Cola añadió agua carbonatada para convertir su jarabe para cefaleas en un refresco, Lazarus, fundador de Toys´R us añadió juguetes a su catálogo que se rompían o renovaban mucho más que los muebles y en Bayer pasaron de los colorantes sintéticos a sintetizar el ácido acetilsalecítico de su aspirina.

El primer restaurante de Mac Donalds en 1948

Print Friendly, PDF & Email