Imagen de satélite de Lorca

Además de los terremotos, Lorca está amenazada por otro fenómeno geológico: la tierra sobre la que se asienta se está hundiendo a un ritmo medio de 10 centímetros anuales. Y según una investigación científica, la culpa es del hombre. La extracción de aguas subterraneas está “ahuecando” la tierra y han colocado esta región murciana como la que tiene la mayor tasa de hundimiento del terreno de toda Europa.

Los datos de un estudio el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Complutense de Madrid revelan que desde 1995, la superficie de Lorca se ha hundido más de 1,5 metros. Los datos fueron obtenidos mediante la observación radar de imágenes procedentes de los satélites ERS y Envisat de la Agencia Espacial Europea y han sido publicados en la revista Geology.

El hundimiento del terreno debido a extracción de agua subterránea o a la apertura de minas es un fenómeno conocido y llamado”subsidencia”. Se debe a que el agua subterránea rellena el terreno y ejerce un efecto de sustentación sobre la parte más superficial de éste. Al vaciarse el agua del subsuelo, la parte área del terreno se hunde.

Según la investigación del Instituto de Geociencias del CSIC coordinada por José Fernández, aunque la tasa de hundimiento del terreno es de 10 centímetros al año, el fenómeno no ha evolucionado de forma constante, sino que responde a los periodos de sequía. La etapa de escasez hidrológica que tuvo lugar entre 1992 y 1995 provocó una aceleración del hundimiento que culminó con una tasa de descenso de 15 centímetros anuales entre 1996 y 1997.

Fernández explica: ??La disminución experimentada en las reservas de agua reduce la presión interna de los acuíferos, lo que provoca que sus materiales se compacten y pierdan volumen?. Es esta pérdida de volumen la que causa el hundimiento en la superficie del terreno.

Aunque el centro de la región deprimida corresponde al municipio Lorca, la extensión de la superficie es de unos 690 kilómetros cuadrados e incluye las localidades de Puerto Lumbreras, Totana y Alhama de Murcia. Según el coautor del trabajo, Pablo González, ??se trata de una vega muy fértil donde se ha desarrollado un potente sector agrario durante las últimas décadas, asociado a un aumento en la demanda de agua?.

??El descenso sostenido en las reservas de los acuíferos registrado durante las últimas décadas demuestra que la explotación de agua subterránea es muy superior a la recarga natural?, añade González.

Una calle de Lorca
(Foto: Flickr/Howzey)

Print Friendly, PDF & Email