Rajoy entregando los 4 millones de firmas en el CongresoSe montó un gran show y se anunció como la única forma de conseguir que “España no se rompiera”, pero los 4 millones de firmas que recogió el PP contra el Estatuto de Cataluña y que llevó al Congreso, están ahora en un almacén y a punto de ser destruidas. Segun revela Diario Critico, las 876 cajas con las firmas estuvieron un tiempo en los sótanos de la Cámara y luego fueron trasladadas a un almacen fuera Madrid. Alli esperan su destino final, que probablemente sea la destruccion al acabar la legislatura junto con otras firmas e iniciativas propuestas en el Congreso y rechazadas. Tanto show y tanto gasto de papel… para esto.

Politicamente, el PP ya se había alejado de las consecuencias, lema y objetivos de su propia campaña… al mismo ritmo al que se ha ido acercando a CIU. Pero hace poco más de un año, el PP en pleno lanzó una ofensiva descomunal para tratar de recoger un gran número de firmas contra el Estatuto de Cataluña. Pretendían que la reforma fuera aprobada en un referéndum de toda España y no sólo por los catalanes. Recurrieron incluso a repartir formularios en colegios y a hacer cuñas de publicidad.

 

 

 

Imagen de previsualización de YouTube
   

Al final, aseguraron haber recogido 4 millones de firmas contra el Estatut y las llevaron al Congreso de los Diputados, con un gran montaje y despliegue de medios. Aunque hubo dudas sobre la validez de algunas de las firmas. Y desde la red, con simples cálculos matematicos y de física, también se acusó a los populares de exagerar “graficamente” el volumen de papeles.

 

 

 

Imagen de previsualización de YouTube
   

Print Friendly, PDF & Email