La historia ha sucedido en Bielorusia donde Dzianis Dzianisau llevaba dos meses en la carcel bajo los cargos de “participar en una manifestación en la que se alteró el orden”. La protesta en cuestión que tuvo lugar en la ciudad de Vitebsk fue política y el arresto también. Además la fianza que impusieron las autoridades fue de 15.500.000 rublos bielorusos (7.300 dolares), una cantidad imposible de sufragar por su familia y amigos.

Pero los blogs y organizaciones de derechos humanos se pusieron en marcha y lanzaron una campaña de recogida de fondos para ayudar a Dzianis. Y el boca a boca virtual funcionó tan bien que pronto empezó a llover el dinero. la mayor parte eran aportaciones de 5, 10 o 20 dolares, pero colaboró tanta gente que se ha conseguido liberarle.

Dzianis tendrá que ir a juicio, pero de momento ha quedado en libertad gracias a la ayuda de Internet. (fuente: boingboing)

Print Friendly, PDF & Email