En el portal de videos Liveleak, circula una grabación que asegura mostrar la pantalla y las conversaciones del piloto de un caza F-16 de la Fuerza Aérea de EEUU abatido en mayo de 1999 en Serbia. El piloto se eyectó del avión antes de que este se estrellara. Luego fue rescatado. Estas son, segun el portal, las imágenes de su pantalla de control durante el incidente y los últimos minutos de las comunicaciones que mantuvo con sus compañeros y control.

Durante la guerra en Yugoslavia, el Pentágono y la OTAN reconocieron la baja de un F-16 alcanzado por un misil tierra-aire desde suelo serbio. Primero aseguraron que la baja del aparato se debió al mal tiempo, pero una investigación -en la que pudieron usar esta grabación, segun la versión que circula en la red- determinó que el derribo se debió a las baterías antiaéreas serbias. De hecho los restos del avión están expuestos en un museo de Belgrado.  

Los restos del avion en Belgrado

La señal de pantalla del avión se queda en blanco en mitad del video, tras mostrar un impacto y problemas. Pero lo más llamativo son las conversaciones del piloto. Suelta unas cuantas maldiciones, pero sorprende la calma que mantiene y cómo va describiendo la pérdida de fuerza del motor y su rotura total. Luego con la respiración algo más entrecortada va informando a sus compañeros de la altitud a la que está y a la que tiene previsto eyectarse y de su posición.  

El piloto era el teniendo coronel David Goldfein quien habló por primera vez del incidente hace un año. No alcanzó la notoriedad de Ken Dwelle, quien llevaba el F117 también abatido por Serbia y que motivó una misión de rescate especial de la OTAN, pero la divulgación de este video permite tener un asiento en primera fila en lo que se siente al pilotar un caza en problemas.