Gaelle Lucas, de Les Echos, señala que “llama mucho la atención” para una extranjera los privilegios que aún tiene la Iglesia Católica en España, pese a ser estado aconfesional desde 1978. Recientemente la corresponsal ha escrito un artículo sobre cómo en España, tras la polémica por la propiedad de la Mezquita de Córdoba, se está empezando a cuestionar esta situación. Explica que en Francia un caso como el de Córdoba sería imposible porque se cambió la ley para que la Iglesia pudiera usar los templos, pero su titularidad fuera pública.

Gaelle Lucas asegura: “Este es un tema que es muy específico de España. Y viniendo de Francia, que es un país bastante laico, la actitud de la Iglesia siempre me ha llamado la atención. Y sorprende ver que España ha esperado más de 50 años para reformar una legislación que permitía a la Iglesia equipararse a agentes públicos, en un país que desde el 78 se supone que es aconfesional. Y también me ha sorprendido ver el peso que todavía debe tener la Iglesia en la política española para que hayan tardado tanto en reformar esto.”

Además señala: “Un caso como el de la Mezquita de Córdoba cuya propiedad fue registrada recientemente por la Iglesia sería imposible en Francia. De hecho la legislación francesa lo que hizo, a principios del siglo XX, fue asegurar que las iglesias fueran propiedad de los pueblos. Porque quienes habían financiado su construcción, como a menudo en España, eran los habitantes de los pueblos y los poderes públicos en general. La idea es que es la Iglesia la que usa los templos, pero la propiedad es pública.”

Y sobre el hecho de que el gobierno de Rajoy finalmente haya reformado la legislación, la corresponsal apunta: “No me lo esperaba de un gobierno del PP, pero creo que era de sentido común. La reforma que ha anunciado muy discretamente el gobierno es una reacción a la protesta que está surgiendo en la calle contra los privilegios de la Iglesia. En un momento en que se han pedido sacrificios a los ciudadanos, todas las instituciones tienen que participar. Creo que el gobierno lo ha entendido e intenta responder a una demanda social aunque vaya en contra de las relaciones privilegiadas que siempre ha tenido con la Iglesia”.

Aunque añade: “El hecho de que la reforma la hayan hecho justo ahora también viene por el caso de la Mezquita de Córdoba que se ha tratado bastante en los periódicos, incluso en la prensa internacional. Y esto tiene repercusiones bastante negativas sobre la reputación del gobierno.”

Gaelle Lucas considera que en España ahora sí se están cuestionando los privilegios de la Iglesia: “aunque es por parte de la sociedad civil más que de los poderes públicos. Pero la protesta está teniendo repercusión en los poderes públicos, como se ha visto en la reforma del gobierno. Y creo que poco a poco las cosas van a ir cambiando y España va a a ir adaptándose a los tiempos modernos.”

Print Friendly, PDF & Email