“Los trabajadores de los servicios de limpieza de Madrid han iniciado su segunda semana de huelga, este lunes 11 de noviembre, y se han comprometido a seguir su protesta cuyo objetivo es defender su empleo y su salario“.

 


(Foto: flickr/Sergio Rozas)

 

“Esta huelga indefinida de los empleados de la limpieza y jardinería comenzó el pasado 5 de noviembre, tras la convocatoria de los sindicatos, que denuncian un plan de la empresa contratada por el Ayuntamiento, que prevé la supresión de 1.135 puestos de trabajo, sobre casi 7.000, sumados a los 350 empleos que ya se suprimieron en agosto”.

“El plan prevé también una disminución de los salarios hasta en un 40 %, según los sindicatos. Un jardinero gana 900 euros y un agente de limpieza 1 050 euros, aseguró Juan Carlos del Río, representante del sindicato UGT al comienzo de la huelga, calculando que los recortes previstos reducirían los salarios hasta el mínimo legal de unos 650 euros”.

“Las negociaciones entre los sindicatos y la empresa que gestionan la limpieza de calles de la capital, en la que viven 3,2 millones de habitantes, no han producido por el momento ningún acuerdo”.

Leer artículo completo en Le Monde