El corresponsal de Il Messaggero califica en radiocable.com la huelga encubierta de controladores aéreos de pulso al gobierno, pero cree que este tiene voluntad y armas para ganarlo. Josto Maffeo explica que en Italia hace años, ante las huelgas salvajes de este colectivo, el gobierno optó por declararles militares y acabar asi con el problema. Ve algunas similitudes con lo que está haciendo Pepe Blanco en Fomento y cree en cualquier caso, el gobierno tiene las de ganar porque los controladores son “los apestados de toda Europa”.

Josto Maffeo

Josto Maffeo explica que en Italia, la noticia del conflicto con los controladores no está teniendo impacto porque allí “tenemos cincuenta huelgas generales al año y no es noticia”. Pero recuerda que en su país el problema de las “huelgas salvajes” de los controladores se resolvió declarándoles militares cuando no había unos mínimos y la situación era caótica. Y “siendo militares tienen que obedecer”. Pero también matiza que el “sistema de la enfermedad lo usan en toda Europa” aunque considera que en España se está haciendo de forma “escandalosa. Las bajas por enfermedades cantan tanto que son falsas como budas”.

En general cree que el colectivo tiene muy mala imagen “son las bestias negras de toda Europa. Siempre han montado huelgas cuando más fastidian a la gente. Son muy impopulares”. Cree que están planteando un pulso al Gobierno que habrá que ver quien gana. Aunque cree que el Ejecutivo dispone de armas. El corresponsal explica que por ejemplo lo tiene “bastante fácil” para recurrir a los militares no sólo como sustitutos sino de forma permanente: “bastaría con homologarlos”. Y eso podría hacer que el colectivo fuera más razonable.

Print Friendly, PDF & Email