El corresponsal de la radio y TV pública de Austria, ORF, comenta en radiocable.com si ha visto un retroceso en la libertad de expresión en España, en particular tras los sucesos de la última semana con la censura de la obra de Santiago Sierra en ARCO, la condena a Valtonyc y el secuestro del libro “Fariña”. Josef Manola señala que la retirada de la obra de ARCO ha sido el hecho que más le ha llamado la atención y lo que considera más “preocupante” porque cree necesario ver la libertad del arte “con mucha tolerancia y amplias miras”. Considera que los jueces deberían mantener la prudencia en las sentencias porque advierte de que existe el riesgo de “pasarse de frenada”. Y se muestra asimismo crítico con la Ley de Seguridad Ciudadana que  “no se llama mordaza por casualidad”.

Josef Manola valora lo sucedido en la última semana en España con la censura de una obra en ARCO, la condena a 3,5 años de cárcel contra Valtonyc y el secuestro de “Fariña” y asegura: “retirar una obra de arte de una feria es una cosa muy llamativa. De todo lo sucedido en estos días, la retirada de una obra aunque fueran fotos sobre prisioneros políticos es lo que más me ha llamado la atención. Cuando desaparece una obra de arte de una galería es una señal de alarma. Ahí empiezo yo a indagar y quiero saber porqué pasa y cómo se puede hacer esto. Y desde luego es un hecho preocupante.”

Con respecto a la condena a tres años y medio de cárcel contra el rapero Valtonyc,  apunta: “Creo que la sentencia aún no es firme… pero veo que entre los artistas también hay una tendencia a aprovecharse de un tipo de provocación política para llamar la atención sobre sus obras. También puede haber sido el caso en ARCO. Pero los políticos y los jueces tienen que acostumbrarse a este hecho. La función del artista a veces es la provocación. Y puede excederse al ir contra una persona en concreto o un partido. Pero creo que no habría que dejarse provocar hasta el punto de entrar en denuncias y querellas. Hay que ver la libertad del arte con mucha tolerancia y amplias miras.”

En cuanto a si observa un retroceso en la libertad de expresión en España, especialmente con la “ley mordaza”, el corresponsal señala: “Cuando los corresponsales hablamos de esta norma fuera, también la llamamos `ley mordaza´. Y creo que ese nombre es significativo. No se llama a una ley, mordaza, por casualidad. Yo entiendo que el legislador puede intentar proteger a policías que están trabajando y manteniendo el orden. Pero otra cosa es que a nosotros, los periodistas que vamos con cámaras, haciendo fotos y grabando a policías, independientemente de si se están excediendo o no, nos está prohibido sacar esas imágenes. A mi me parece evidente que es un tipo de mordaza que se pone a la prensa o a cualquier testigo de un hecho que deberían juzgar los jueces.”

Josef Manola añade: “Un periodista nunca se va a plantear si puede o no grabar imágenes de policías en acción. Lo grabamos y luego se emite para que el público se haga su propio juicio sobre esta acción. Pero creo que nunca se debería prohibir a un periodista, que tiene su propio código ético, grabar a un policía. Los medios no deberíamos permitirlo. Y los jueces y la legislación, especialmente en el caso de los artistas, deberían mantener la prudencia y no pasarse con las sentencias. Puede que algunas de las cosas que se han visto no me hayan gustado, pero prefiero pasarme con las libertades que no de frenada y que no luego no haya libertad para expresarse.”

Josef Manola es el corresponsal en España de la radiotelevisión pública austriaca, ORF, desde hace 25 años. Es también colaborador de varios medios alemanes y austriacos, como el semanario Falter y anteriormente el diario Der Standard.

Print Friendly, PDF & Email