El ex corresponsal de Reuters, -ahora colaborador freelance de The Times, The Telegraph y DW-, repasa en Radiocable.com el 2017 a nivel informativo para un corresponsal en España. En su opinión, la crisis catalana ha sido “sin duda” el tema del año para la prensa internacional. Y añade que lo que más ha impactado en el exterior han sido las imágenes de las cargas policiales durante la votación del 1 de octubre que “se han interpretado como una muestra de que España sigue siendo un estado represor”.  Martin Roberts apunta sin embargo que esa imagen “no está exenta de estereotipos y prejuicios”. Señala asimismo que aunque es evidente que los sucedido ha dañado la reputación de España, considera que hay que “matizar” ese daño y cita varios motivos por los que cree que “amainara” esa imagen.

El corresponsal apunta que aunque Cataluña ha sido la gran noticia de este 2017, ha habido otras informaciones sobre las que la prensa internacional hubiera debido informar: “Me preocupa mucho la sequía, que podría ser síntoma del cambio climático y de la desertificación de España y del Sur de Europa. También vi arder la mitad de Galicia este mes de septiembre sin que al mundo exterior le interesase. Señala además “el impacto de la crisis”. “Martin Roberts manifiesta su escepticismo sobre el boom económico español, al que se refieren los medios internacionales”.”La gente sigue sufriendo y el nivel de vida sigue por debajo del de 2008″

Sobre Cataluña, Martin Roberts también apunta que la manera en la que se ha interpretado la crisis fuera depende del país concreto y señala que no existe una opinión pública mundial homogénea sino que depende del ámbito de los espectadores: “En Gran Bretaña como carecemos de constitución, me parece que la gente realmente no se hace a la idea de lo que es y lo que significa atentar contra ella. Les parece poca cosa. En cambio en Alemania, si entienden lo que es una Constitución. O en EEUU, donde se la toman muy en serio. A veces hay barreras culturales que son difíciles de superar-“

El periodista también señala que aunque ha habido un daño evidente en la imagen de España: “hay que matizarlo. Acabamos de saber que en 2017, España recibió más turistas internacionales que nunca. Y la parte más grande ha venido de Gran Bretaña. La gente ha votado con sus pies. Si creyeran de verdad que este es un país represor, no vendrían. Con respecto a Cataluña, lo más importante siempre me ha parecido la forma en la que la comunidad internacional ha reaccionado. La DUI fue ignorada por muchos gobiernos y creo que eso va a condicionar lo que puede pasar con el procés catalán al menos en el corto plazo. Además los ciclos mediáticos tienen ahora una vida muy corta. Creo que con el tiempo se va amainar esa imagen de España.”

Martin Roberts ha sido corresponsal de Reuters durante 16 años en siete países y desde 2008 hasta 2012 cubrió España para la agencia. En la actualidad sigue en España y colabora como freelance con diversos medios británicos y extranjeros, como The Guardian, The Times, The Telegraph o Al Jazeera entre otros muchos. Además participa habitualmente en tertulias en radio y TV en España. En 2017 recibió el premio del Club Internacional de Prensa al mejor corresponsal extranjero. Entre los artículos que ha escrito sobre el país están la declaración de España de que la independencia de Escocia sería una catástrofe, el juicio contra la Infanta Cristina o un análisis sobre lo improbable de que América Latina pueda “reconquistar” los activos de las empresas españolas allí.

Print Friendly, PDF & Email