Logo de Minileaks

Inspirada por la filosofía de Wikileaks, en julio de este 2011, dos españoles crearon Minileaks. Se trataba de articular una herramienta que ayudara a destapar pequeñas revelaciones, filtraciones o injusticias ciudadanas en España. Desde entonces han dado voz a más de 30 casos de contratos abusivos, agresiones medioambientales, discriminaciones, etc. Ahora han rediseñado el proyecto y pretenden salir a la calle para atraer a más ciudadanos que puedan hacer denuncias. (Foto: Flickr/Minileaks)

Un poco a imagen de la web que destapó los correos de las embajadas de EEUU, la idea con la que nació Minileaks era ofrecer un espacio donde cualquiera pudiera publicar una denuncia documentada que, por pequeña que fuera, vulneraba los principios éticos. Aseguraban el anonimato y contrastar la información (tienen el compromiso de valorar el interés de los documentos, recoger versiones de las partes antes de publicarla y garantizar la veracidad de los datos). El espíritu era “destapar pequeñas revelaciones motivadas por grandes valores.”

Web de Minileaks

Hasta ahora han dado difusión a casos que tienen un interés público como contratos laborales abusivos -su primera denuncia fue sobre una pizzería que ofrecía un puesto de trabajo de 8 horas al día por 250 euros al mes-, personas que no han superado un proceso de selección laboral por tener más de 40 años, agresiones medioambientales, etc. En su web han publicado un mapa con la localización de los casos denunciados.

Minileaks nació de la mano de Iñigo Antolín y Eduardo Laporte y cuenta con colaboradores como Rafa Coelho y Antonio de la Cruz. Son periodistas, diseñadores, programadores y editores de vídeo que se declaran totalmente independientes del poder. Tienen cerca de 1.100 seguidores en twitter y más de 800 amigos en facebook.

Para seguir avanzando, acaban de renovar su web. Pero además como consideran que los proyectos deben alcanzar su propia sostenibilidad han lanzado una campaña de recogida de donaciones cuyos resultados publicarán en la web con total transparencia. También han desarrollado un evento de marketing guerrilla en la calle llamado ‘Muro de las revelaciones’, construido a partir de twits enviados por personas con el hastag #grandes valores. Y han lanzado “merchandising” en forma de bolsas y chapas.

Chapa de Minileaks
(Foto: Flickr/Minileaks)

Print Friendly, PDF & Email