La alcaldesa la capital ha iniciado una “pequeña revolución” en cuanto a urbanismo, enterrando el “proyecto faraónico” de la Operación Chamartín y proponiendo un plan alternativo con más iniciativa pública. Es lo que detalla el diario galo en un artículo de su corresponsal Sandrine Morel. Se resalta que los proyectos urbanísticos de Carmena chocan frontalmente con la política tradicional que llevó a cabo el PP, pero recuerda que Madrid sigue pagando los “delirios de grandeza” de los años 2.000.

Le Monde destaca que Carmena ha “enterrado” el gran proyecto urbanístico de Castella Distrito Norte, que abanderaban el BBVA y el Grupo San José. Apunta que se trataba de una operación “faraónica” cuyos números daban vértigo: 6.000 millones de euros de inversión, 3,1 millones de metros cuadrados, 120.000 empleos, 17.000 viviendas, el rascacielos más alto de Europa, etc. Pero explica que la alcaldesa ha dicho no al proyecto atrayéndose las críticas de la oposición, las empresas implicadas y los medios conservadores que la acusan de “paralizar la economía de la ciudad”.

El texto recuerda que en realidad el proyecto inicial data de 1993 y que lleva parado desde entonces, aunque el PP lo desbloqueó justo antes de las municipales de 2015 para dejar al nuevo gobierno la responsabilidad sobre este plan “demasiado faraónico” como para no levantar críticas en un país que aún se recupera del estallido de la burbuja inmobiliaria. Pero enfatiza que Manuela Carmena, defiende en cualquier caso, una política urbanística alternativa y que choca frontalmente con la tradicional del PP. Detalla que propone reducir el número de viviendas y de metros cuadrados y asumir con fondos públicos parte de las infraestructuras. Añade que ha reorientado también otros proyectos en una “pequeña revolución” para una ciudad que aún paga los “delirios de grandeza” de los años 2.000 y cuya deuda supera los 4.000 millones de euros.

Le Monde es un diario vespertino francés fundado en 1944 y considerado el periódico de referencia del país. Está editado por el Grupo Le Monde que tras dificultades económicas es controlado desde 2010 por los empresarios Pierre Bergé y Xavier Niel y el banquero Matthieu Pigasse. Prisa posee también un 15% del diario que además ha recibido subsidios estatales, en torno a 17 millones de euros en 2010. Su línea editorial está considerada como de centro o centro-izquierda. Su difusión fue en 2014 de más de 298.000 ejemplares y vende un promedio de 40.000 ejemplares fuera de Francia. Su website recibe más de 40 millones de visitas al mes y es el principal sitio de información en francés en Internet. En 2008, Le Monde fue condenado a pagar 300.000 euros de indemnización por haber publicado un artículo sobre prácticas dopantes en el FC Barcelona.

Sandrine Morel es corresponsal de Le Monde en España desde 2010. Anteriormente escribía para Le Nouvel Observateur y otros medios francófonos y fue redactora jefe de Le Courrier D´Espagne de 2007 a 2010.  Es la autora de algunos artículos que han dado mucho que hablar como un perfil sobre Belén Esteban o la advertencia de la “engañosa” eficacia en la frontera de Melilla junto con textos que resaltan la ausencia de un partido xenófobo en España, el papel de la economía sumergida para evitar una revolución, las acusaciones de manipulación en TVE o la denuncia de que no se afronta el dopaje.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.