El diario galo resalta que el 11M de 2004 fue para Madrid como el 13 de noviembre en París. “Pánico, lágrimas pero también incomprensión y dudas” apunta el texto de su corresponsal Sandrine Morel, enfatizando cómo acostumbrada al terrorismo interno de ETA al que se culpó inicialmente, España se ha tenido que enfrentar a la nueva amenaza del yihadismo. Repasa algunas de las claves que han ayudado a los españoles, en una serie en la que también se resalta cómo otras ciudades golpeadas por el terrorismo se han “rehecho” para recuperar su vida normal.

Le Monde recuerda la pesadilla de la capital española el 11 de marzo de 2004 y lo compara con lo vivido por París este pasado 13 de noviembre. Destaca como de hecho en España, el atentado se conoce como 11M, una “abreviatura que resume lo indecible”. Pero resalta que las diez explosiones que mataron a 191 personas e hirieron a más de 2.000, en un país “acostumbrado” al terror sembrado por ETA durante 30 años, se atribuyeron en principio a la banda vasca. Y recuerda cómo pese a la reivindicación de Al Qaeda y el desmentido de ETA, muchos se negaron a creer que fuera un atentado islamista, “como negando que pudieran ser víctimas de dos terrorismos”.

El artículo también rememora cómo el gobierno de Aznar, a tres días de las elecciones, mantuvo “voluntariamente” la duda y la ambigüedad por las consecuencias “políticamente nefastas” para ellos, de la autoría yihadista. Pero se centra sobre todo en cómo algunas víctimas han vivido todo lo acontecido tras el atentado, en particular Ángeles Pedraza, presidenta de la AVT, que perdió a una hija el 11M. Y se fija también en cómo la decisión de Zapatero de retirar las tropas de Irak indignó a la propia Pedraza, pero “probablemente haya contribuido a tranquilizar a la población”, ya que hoy sólo el 0,1% de los españoles menciona el terrorismo entre sus principales preocupaciones.

Le Monde es un diario vespertino francés fundado en 1944 y considerado el periódico de referencia del país. Está editado por el Grupo Le Monde que tras dificultades económicas es controlado desde 2010 por los empresarios Pierre Bergé y Xavier Niel y el banquero Matthieu Pigasse. Prisa posee también un 15% del diario que además ha recibido subsidios estatales, en torno a 17 millones de euros en 2010. Su línea editorial está considerada como de centro o centro-izquierda. Su difusión fue en 2014 de más de 298.000 ejemplares y vende un promedio de 40.000 ejemplares fuera de Francia. Su website recibe más de 40 millones de visitas al mes y es el principal sitio de información en francés en Internet. En 2008, Le Monde fue condenado a pagar 300.000 euros de indemnización por haber publicado un artículo sobre prácticas dopantes en el FC Barcelona.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.